Bichitos lindos

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
J.S.

 

Muchas mañanas amanecía aquel dibujo en la pizarra del aula. Sus amigos sabían quién y por qué los dibujaba. “Es que quiero regalar bichitos lindos”, dijo una vez.

Y continuó trazando aquella silueta con tizas en el pizarrón de sus profesores, y con lapiceros en las libretas de sus compañeros, y con besos en algunas cartas. Y al lado de la imagen, dos palabras: te quiero.

Era un muñequito despeinado, con el cuerpo en una sola pieza, unos zapatos grandes y torpes, y siempre sonriente. Invariablemente, en la mano izquierda llevaba una flor.

Desde pequeña había escuchado de la sinceridad y lo importante de decir te quiero a tiempo. Solo quería que los demás supieran que los necesitaba y los iba a extrañar.

Anuncios

8 respuestas a “Bichitos lindos

  1. Y yo de fresco haciéndote “sugerencias”. ¡Qué buena arrancada, muchacha! Hice lo único que puedo: quitarme el sombrero que no llevo y hacerte un vínculo en mi desmuelado caimán. Y no es un intento de trueque (eso contaminaría el acto), es un reconocimiento legítimo a lo que escribes. Apúntame en la lista de tus lectores.

  2. Leydi: Perdona que te escriba para esto, pero luego de agradecerte que me hayas hipervinculado mis dos blogs en el tuyo (que me parece un elogio excesivo) quisiera pedirte rectificaras el nombre de uno de ellos. Es El caimán sin muela así, con artículo inicial, caimán en minúscula y muela en singular. Te pido esto porque sabes que en la Red esto de los nombres debe ser preciso. Por favor, no me creas petulante.
    No sé si recibuste el mío anterior, pero igual te repito: me gusta mucho tu irrupción. Un beso.

    1. Recibido y enmendado. Disculpa, es que a veces ando medio despistada. Debe ser por las muchas cosas que quisiera hacer y escribir al mismo tiempo. Nunca creería que es petulancia, al contrario, creo que los blogs son como hijos, y si alguien le cambia el nombre debemos rectificarlo… ¿no?
      Muchas gracias por lo que dices. Sabes que valoro tu opinión, y que me encantan tus blogs gemelos. Ya lo dije, cuando sea grande quiero escribir como tú. Abrazos y gracias por tus letras.

  3. ¡Ah! Tus lindos bichitos… Todavía guardo, como el tesoro que es, uno de tus bichitos en una de mis libretas, con tu caligrafía diciendo: Te quiero. Ojalá estos bichitos llenen como a nosotros de esa ternura tan limpia que te crece pecho adentro. Para dar mi modesto aporte a que así sea, puse tus botellas entre mis luces en la red.
    Aquí te dejo mis felicitaciones por un blog tan sencillo y hermoso, tan parecido a ti, junto a un abrazo de luz grande.

    1. Gracias, Ro. Tú y algunos otros del aula deben conservar mis bichos en sus libretas. Las palabras de esta vez fueron para decirles que los extraño. Y los quiero.
      Gracias por enlazar mis botellas a tus luces.

  4. Bueno, gracias por atender mis peticiones burocráticas (de inscripción de nacimiento de un caimán). Tu post de Núñez Rodríguez no hace más que confirmar lo que ya te dije. A propósito, recién me enteré de que eres finalista en el cronoencuentro cienfueguero. ¡Felicidades! Parece que esa bella ciudad insiste en reunirnos.

  5. Pues qué bueno, me das la noticia, porque concursé, pero no estuve al pendiente de los resultados. Pensé que aún no los tendrían, aunque me dijo Meli que tienen fecha del 3 al 5.
    Aún estoy viendo cómo queda la imagen de este blog..¿alguna sugerencia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s