Periodismo por Núñez Rodríguez

Preciso tiempo,  necesito ese tiempo

que otros dejan abandonado

porque les sobra o ya no saben

qué hacer con él”.

Mario Benedetti

 

 

Tengo un amigo –ya graduado- que estudió Periodismo porque quería conocer a Enrique Núñez Rodríguez.

Desde que cursaba la secundaria, cada domingo su madre reunía a todos en la sala de la casa. Juventud Rebelde en mano les leía, semana tras semana, las crónicas que Núñez  publicaba.

Aquellos textos se le hicieron imprescindibles, y cuando tuvo que anotar una carrera en la boleta de 12 grado, decidió que sería Periodismo, que iría a estudiar a La Habana y que conocería al autor de aquellas letras que de tanto escucharlas le resultaban familiares.

Y llegó a la capital, con mochila y sueños. Y encontró libros, escritores, periodistas. Y escribió, polemizó, y se hizo periodista.

Hace unos días me contó esta historia. Fue así como comenzó la pasión que, años después, aún conserva.

No pude resistirme a preguntarle por el causante de sus empeños. Seguramente le confesó par de secretos periodísticos, pues mi amigo escribe que da gusto beber cada renglón, y llegar hasta el final de la página. Sí, debió influir mucho en él cuando hoy de sus letras brotan planas para el periódico. ¿Pudiste conocer a Núñez Rodríguez?

–         No, murió cuando yo estaba en primer año.

Anuncios

5 respuestas a “Periodismo por Núñez Rodríguez

  1. Yo al menos pude decirle una tarde, en la esquina de la Beca, que “Yo vendí mi bicicleta” fue el libro que acabó de convencerme que lo mío era no solo estudiar periodismo, sino escribir crónicas así… Luego acompañé a Yoexis, un amigo del aula, a hacerle una de las últimas, si no la última, entrevista que se le hizo, para un anonimísimo trabajo de clase… Tengo curiosidad… ¿Quién es el amigo que inspiró este post? Por cierto, buen blog…

    1. Mi amigo, que tal vez conozcas, se llama Yandrey Lay Fabregat. Llegó a estudiar a La Habana luego de comenzar la carrera en la Universidad Central, por eso no tuvo tiempo -como él mismo dice- de estrechar la mano de Núñez Rodríguez y decirle que en su casa los domingos se desayunaba con sus crónicas.
      Por cierto, él también te lee, y me hizo descubrirte. Aunque más tarde pude leerte en el blog de Michel Contreras, El cuartel de la crónica.
      Gracias por tu comentario. Ciertamante no solo estudiaste periodismo, escribes excelentes crónicas.

  2. Tenía que ser el gran Yandrey… ¿cómo no conocer a Yandrey? Saludos a él, a ti, y a mi ciudad que jamás olvido, aunque lo haga desde la banda de primera del Latino…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s