14

                                A mi abuela no le gustan los días 14.  Desde que pasó el tercer día 14 del año 2001 mi abuela no volvió a sonreír otro Día de las Madres.

Yo, que competía con todos en la casa para ser la primera en felicitarla cada segundo domingo de mayo, no reparaba en mirar insistentemente el reloj hasta que fuera medianoche, para subir en su cama y darle un beso.

Ahora no espero el final de esa noche de sábado. Más bien me da miedo el amanecer de ese domingo, y que mientras todos la feliciten, mi abuela se eche a llorar. Y yo no quisiera verla llorar jamás.

Dicen que desde que sabemos de la muerte, podemos asumir que los padres ya no estén un día, pero nunca asimilar la idea de sobrevivir a los hijos. Y debe ser verdad.

Mi tío, dice mi mamá, siempre fue muy inquieto. Ellos se iban juntos a empinar papalotes, y él se enamoró de las nubes. Por eso se hizo piloto,  y calmó a mi abuela: “De todas formas, vieja, hay más peligro manejando un carro que un avión, hay más posibilidad de accidentes en las carreteras”.

Las posibilidades son a veces absurdas. No, a mí tampoco me gustan los días 14.  Y siempre que se acerca el Día de las Madres recuerdo que un 14 de marzo arrebató para siempre el beso que en la medianoche yo le llevaba a mi abuela.

Anuncios

9 respuestas a “14

  1. Leydi, hoy va a ser jueves de confesiones, con tantas coincidencias me animo.
    Mi abuelita materna, que se me murió el pasado 14, pero de febrero, se quedó los últimos once años de su vida sin ver a su primogénito y único varón, mi papá. Él decidió un día irse a buscar mejor vida a otro país, pero padecía una condición terrible: era (es) médico, y tuvo que pagarlo con su ausencia. Un mes después de irse abuela, sin explicaciones (y ya ni las quiero), lo dejaron volver, volver, volver. Entonces fuimos juntos a ponerle rosas.
    Dale siempre besos y abrazos grandes a tu abuela, el día que te cuento fueron mi único resguardo ante mi boca vacía de palabras.

    1. Jueves de confesiones, blogs hermanos de intercambio, cuántas coincidencias, ¿no? Hemos sentido cosas similares. Ya vendrán otros días 14 con lo que lidiar. Ya daremos muchos besos y abrazos a las personas queridas. Ya te enlazo a mis botellas, para no perder esta comunicación entre post.

  2. Un honor estar “antes del naufragio”, a ti desde el primer aguacero te tuve cerquita en mis recomendaciones. Gracias por la amistad que comenzamos, para mí los amigos son muy importantes. Feliz fin de año y próspero nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s