Mi niño

A mi hermano lo conocí cuando yo tenía tres años.  Entonces quise ir a verlo al hospital materno, pero no dejé que mi prima lo mirara, porque “ese niño es mío”.

Al menos eso dije la primera vez. Luego, al descubrir que tendría que compartir con él mis juguetes de goma, los libros de cuentos, los besos de mis padres… estuve celosa.

Tenían que vigilarme cuando le llevaban el pomo de leche a la cuna, porque yo me escondía y se lo arrebataba para tomármelo “para que no creciera”.

Solo que mi hermano fue más paciente y se vengó. Al cabo de los años terminó por robarme todo el tamaño que me correspondía, unos 20 centímetros más que yo. Entonces supe que eso que le dicen a los niños de que si se comen toda la comida van a crecer, es mentira.

Ahora siempre que voy a las tiendas le compro dulces. Hay una en la que ya el vendedor me conoce de tanto decirle: “deme unos caramelos para mi hermanito”. Un día fue tanta la curiosidad del hombre que me preguntó qué edad tenía el niño. “Él tiene este… 21 añitos”.

Anuncios

18 respuestas a “Mi niño

  1. Hola Leidy, precioso este texto sobre tu hermanito, como todos los demás post, que sin falta, me siento a leer al menos una vez por semana…disculpa mi ausencia de letras vía e-mail, es que he estado muy ocupada, más con este fin de año, imagino que tú también, sobre todo en la U. Por suerte, simepre queda este espacio donde nos encontraremos , auqneu no ol sepamos del todo, para compartir palabras maravillosas. Espero nos veamos pronto en este año nuevo, y para ti, todo lo bueno que ya llevas, y mucho más. Felicidades a tu familia, y especialmente a tu pequeño gran hermano…jajaja
    Abrazo
    Elisa

  2. Nuestros hermanos pequeños siempre serán pequeños, aunque tengan 21 como el tuyo y la mía… VES??? otra coincidencia! jajajaja Yo sé lo que se les quiere, una se cree que es como la segunda madre y anda todo el tiempo evitándole traspieces por la vida… y comprándoles dulces.
    Gracias por estas historias hermosas Leidy, aunque muchos digan que es malo, yo estoy adicta a las botellas jajajaja Un beso y un abrazo grande de la nube, gemela tuya en unas cuantas cosas.

  3. Me recuerdas a mis hijos. Cuando nació el segundo, el primero hacía muchas cosas por celos, luego, el segundo se antojaba de todo lo que tenía el primero. Por suerte todo pasa y se quieren muchñísimo y se ayudan en todo. Un abrazo y ¡feliz año nuevo!

  4. jajajjajaj muy lindo. Es verdad que cuando llegan los hermanos siempre los mayores nos ponemos un poco celosos, pero con el tiempo le damos gracias a la vida por tenerlos. Un beso leydis y sigue escribiendo que lo haces muy bien. Feliz 2012!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s