Faltantes

Al cierre del 2011, WordPress regaló a cada uno de sus blogs las estadísticas del año. A mí me dice que “Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.800 veces en 2011. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 30 viajes para llevar tantas personas”. Todo en tres meses, desde que lo inauguré en octubre.

Pero el mío fue un resumen con faltantes, incompleto, mutilado con números. ¿Qué cosas le faltaron a WordPress? Muchas que no se miden en estadísticas ni se redondean en cifras.

Por ejemplo, los amigos que han recibido mis mensajes, como aquel que aseguró: “qué bueno que nos caigas a botellazos”, y renglón seguido: “nunca pensé que diría eso”.

Los que conozco solamente entre botellas y naufragios. O sea, desde mis Botellas al mar. Y que tal vez nunca hubiese conocido si no existiera este blog o mis comentarios en los suyos.

WordPress tampoco midió los efectos de un post, como el álbum de fotos que hice para compensar al amigo distante que desde el viejo mundo describió cómo se quema el año viejo en Cuba.

O las alegrías que me invaden al saber que alguien me lee y me lo dice al terminar alguna de mis crónicas. O los desvelos porque lo que publiqué no me gustó, o porque luego encontré palabras repetidas.

No midió el tiempo, el ánimo. El tiempo que alguien destina a detenerse en mis botellas,  las veces que he escrito con deseos de abrazar, o las que he necesitado un abrazo. WordPress me ha enviado un resumen…con faltantes.

Anuncios

19 respuestas a “Faltantes

  1. Yo también creo que vas bien, es más, por lo menos a mí tus botellazos me sirven para comenzar cada día en el trabajo…siempre es bueno saber que en algún lugar de este inmenso mundo que se llama INTERNET hay personas escribiendo algo para compartirlo…sigue así mi bella botella…

    1. Gracias, Javier y Jorge, por incorporarse a estos faltantes, y por creer en mí.
      Amparito: para el 2012 ayudaremos a wordpress a medir también sentimientos, no te preocupes. Niury: gracias por el enlace, ahora sí que mis botellas no se escapan…Gracias.

  2. bueno yo hubiera preferido mi resumen con faltantes pero sin “mecánica rara”… te cuento mi resumen abre y cuano doy el primer scroll se me apaga la máquina… pero ya como cuentas lo que trae no me embulla tanto abrirlo. suerte.

    1. Ale, ayer se me reinició 5 veces la PC mientras intenté abrir el resumen anual…creo que medí mi paciencia…es que estos clientes ligeros se reinician con tremenda ligereza también. Yo pude abrirlo en una PC de las otras, de diferente monitor. Inténtalo, después de todo está interesante…

  3. Mis ojos no son de especialista por eso no he visto nunca en tus escritos palabras repetidas, pero me gustan tus historias.Las leo diariamente camino al trabajo y mejoran mi dia…Sigue tirando botellas aunque les disguste a los ecologistas jejeje Te quiero AMIGA….<3

  4. La verdad que si me encantó tenerte como profesora, creo que te disfruto más como periodista ¿o escritora? sique lanzando esas botellas que yo me sumo a esos que prefieren botellazon tan deliciosos como los de este blog. Un beso de tu ex alumno y amigo.

  5. Muchas gracias por tus abrazos Leydi, a mí también me parecen muy fríos los números, pero estamos empeñados en cuantificarlo todo y a ver quién pone límite al querer de amigos o a la admiración de un lector, ante eso creo que inventaron el infinito, saludos desde el viejo mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s