Picardías

A mi prima más pequeña le gusta dormir con su papá, dice que es su oso de peluche. Por eso cada noche trepa a la cama de sus padres, se acomoda entre ellos y comienza a justificarse: “Mami, es que dentro del closet hay un monstruo, en la ventana un tigre muy fiero, y debajo de mi cama un elefante amarillo”.

A la hermana por nacer dice que no le pondrá nombre, y que cuando nazca la va a sentar para conversar, y le va a decir que NO puede utilizar sus juguetes, sus cosméticos, y mucho menos puede acercarse a su papá (que es el mismo).

Cuando por alguna razón no puede dormir con él, enseguida le sube la temperatura y pierde el apetito. El último día que tuvo fiebre la mamá la llevó al médico. De regreso el padre le pregunta: y bien, ¿qué te recetó el doctor? “Papi, dice que por una semana nada más puedo comer galleticas de chocolate y refresco de cola”.

Anuncios

4 respuestas a “Picardías

  1. Bien se ve que heredó de usted la lucidez, amiga ¿es que acaso hay mejor y más nutritivo alimento que los que se autoprescribió la niña?

  2. Jajajajajaj, que pilla la niña!!!! y qué celosa!!!!!!!!!!!!! jajajajajjaja
    Me recuerda un poco a mi 😦 No quería que mi papá abrazara a más nadie que a mi.

    1. Bueno, yo no tuve muchos celos después que superé el nacimiento de mi hermano..jajaja. Pero mi prima sí me ganó en ingenio, ella misma se recetó dulces contra la fiebre… Por cierto, tú cuando peque eras tremenda!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s