Sana, sana…

Mi  caperuza amiga, la que no viste con capa roja, sino de blanco y negro, acaba de rodar por las escaleras.

Ella se salió del cuento original cuando se enamoró del lobo. Desde entonces buscó trabajo en una emisora de radio. Ah!, y tampoco tiene que llevarle la cesta a su abuelita…convive con ella y sus padres, todos juntos. ¡Qué historia más extraña, no?

Ahora me cuenta de su caída, más calmada y entre risas. Bajó de un piso a otro de un tirón, la llevaron para el hospital y le decretaron muchos moretones y ningún hueso roto.

Su madre, sin saber del incidente, la llamó al trabajo. La voz de un hombre adulto respondió desde el otro lado: “Ah, a ella se la acaban de llevar para el hospital porque imagínese, rodó por las escaleras…”

–¡Pero cómo!

-Señora, sucede que esta muchacha parece que se viró el pie y cayó escaleras abajo, y ¿usted sabe lo grande que es esa escalera? Es de un piso al otro…

-¡Ay, no me puede decir eso!

-Pues sí, así mismo, ¿Usted la conoce?

-Claro, soy su mamá

Dice mi amiga que su compañero de trabajo, para subsanar el despiste, le decía a la preocupada madre: “Oiga, señora, yo no le he dicho nada, además, fíjese que no fue una caída tan grande, mire, la escalera es chiquitica, y a ella la llevaron por si acaso, pero no tiene ni golpes casi.”

Ahora, cuando la mamá de la caperuza la mira, llena de moretones hasta el tobillo, invoca al hombre que le garantizó que su hija había rodado por una escalera “chiquita” y casi no tenía golpes.

Anuncios

10 respuestas a “Sana, sana…

  1. Lele este post me devuelve la risa aunque con dolores en el abdomen, mira que desde hace casi una semana la había perdido, pero en su lugar me mandaron muchos moretones en las piernas y los brazos. Quizás por eso hoy vestí de azul, para camuflajear los golpes con el color de la ropa, aunque los más detallistas hasta me cuentan los morados. Ahora miro la escalera con más respeto y aunque no me someto a subirla, pues la rodilla duele mucho, te puedo asegurar que chiquitos solo tiene los escalones, que por ende la hace más extensa de lo necesario. Son estas letras las que me recuerdan que alguien te quiere en lejanos espacios de la geografía y que su apretón de manos llega con fuerza aunque disten los meses desde la última vez que comimos dulces juntas. Besos morados de la Kp.

    1. Mi Kp, siempre puedes contar con mis letras para animarte, y con mi mano, y mi hombro. Ya sabes que somos buenas con las distancias.No en vano nos decretamos madre-hija, ¡no? mamá Kp y bebé bichito Lei…abrazos, y que mejores pronto.

  2. oye, no sabía nada… Por la crónica puedo hasta reírme, pero imagino que la cosa es mucho más seria. Que la caperuza me responda y dé detalles fidedignos acerca de su estado que supongo no comatoso.

    1. Oye, Kyn, cuando pides detalles fidedignos es porque no crees en mis botellas?? Qué malvado eres! La Kp está mejor, anoche volví a hablar con ella. Tiene problemas con su correo, pero puedes comunicarte con ella por Facebook…Un abrazo, y nos vemos luego para un café.

      1. no me quejo de las botellas, pero las palabras hacen la diferencia, por ejemplo:

        1.- ella está febril (significa que: tiene fiebre del cuerpo, fiebre del alma, está enceguecida, turbada… cuántas cosas más)
        2.- ella tiene 39 grados de temperatura (tiene fiebre, nada más)

        ¿comprendes la diferencia? No me quejo de la botella en cuestión, claro que no. Quizás no sea un parte médico, pero le servirá a la KP más que el alcanfor.

  3. Ley si puedes hazme llegar un teléfono por mensaje en Facebook el teléfono de la radio o algo así para contactar con la Kp porque el próximo domingo voy a estar en Camaguey de visita y quizás la pueda ver.

  4. Kyn la cuestión fue bien seria, una caída de la que pude salir con peores consecuencuas pues es un larga y peligrosa escalera, pero por suerte no hubo fracturas, solo muchos golpes, de los que ya solo quedan la diversidad de colores dispersos por la piel.
    Liz debo salir el lunes para La Habana, por ello trata de contactarme el domingo y así podremos vernos.
    Lele gracias por ser mi mediadora con tantos recados, se te quiere siempre, ya me puse de acuerdo con Raul para recoger mis documentos. Un beso grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s