Segunda despedida

Por segunda vez Luis Sexto me causa dolor. Acaba de despedir su sección Coloquiando, en Juventud Rebelde. Lo escribió este viernes 17 de febrero, en lo que fue su última vez en la parte superior de la página 2, al menos como sección fija.

“Los maestros del periodismo recomiendan que si alguna vez se abre una columna –espacio regular en su frecuencia, y caracterizado por los temas y un modo personal de enfocarlos y expresarlos-, es conveniente también cerrarla en términos estrictos. Esto es, respetar a los lectores, pocos o muchos, hasta el último día e informarles que el autor se retira del espacio prefijado.”

Casi sin aire llegué a la mitad del texto, y con un dolor seguramente similar al que él sintió a sus 20 años cuando terminó de leer Adiós a las armas, de Ernest Hemingway, cuando creyó tener su primer infarto. “Cuando yo leí ese final, terminé con un enorme dolor en el pecho. ¡Fue tanta la emoción que Hemingway le puso!”

Lo confieso: Luis Sexto me vendía el Juventud Rebelde del viernes, pues si yo desafiaba la larga fila de viejitos o enviaba a mi abuelo a comprarlo era solo para leer su Coloquiando, recortarlo y archivarlo junto a otros pedazos de periódicos que considero valiosos.

Él asegura que aunque deja de escribir la sección, seguirá publicando en el diario, ya sin la presión de un día fijo, porque “ya pasaba excesivamente a mi edad la obligación de concebir, relacionar y publicar los temas, como los esperaba hasta hoy el lector”.

Pero no es esta la primera tristeza que Luis Sexto me causa. Antes, el 3 de julio de 2005, recibí –en la edición dominical de Juventud Rebelde- su primer adiós: cerraba la sección Crónicas en primera persona:

“Hoy me voy a dar un disgusto. Un golpe. Un mazazo de cicuta. Escribir esta crónica me costará más angustia, tensión, temores que las anteriores. Ya suman más de ciento cincuenta. En números de almanaque cerca de tres años. Y uno puede estimar que es demasiado bulto para una misma forma, un mismo esquema dominical, y por lo tanto uno, hijo de la debilidad y la desconfianza, tiene miedo a agotarse o a aburrir. Sobre todo, a aburrir, más que a aburrirse.

(…)

Ya más tranquilo, y con los bártulos de mis errores y mis aciertos en el alma, afronto lo inaplazable: el fin.

Uno invierte la mayor parte de su vida en decir adiós.

Doblo la página. Apago la luz. Y salgo…”

En esta ocasión no debe ser diferente, Luis Sexto seguro ha vuelto a darse un golpe al despedirse de su conversación semanal con los lectores. Apuesto a que la va extrañar…más que yo.

Pero a mí, que toda despedida me causa nostalgia, y que he desarrollado adicción por las letras de este periodista, me duele pensar en el próximo viernes, porque a mi Juventud Rebelde le faltará un pedazo.

Anuncios

14 respuestas a “Segunda despedida

  1. Leydi: Suscribo hasta lo que no escribiste en este comentario. Bueno, de hecho, ya intercambiamos más en directo sobre el tema. Pero este maestro nuestro no puede irse, aunque quiera, ni de JR ni de ninguna parte. Quien tenga ojos podrá leer, bajo otras letras de la página del viernes, esos coloquios de grandeza y sencillez de uno de los hijos de los que Cuba no se puede dar el lujo de prescindir.

  2. A mí también me parecerá incompleto el periódico Leydi…y lo que más me preocupa es que cada vez nos quedamos con menos espacios de este tipo….

  3. hola Leidy, ya estoy de vuelta!!!!!!!!!! y qué es lo primero que hago? buscar estas botellas llenas de vida…….ya me pongo al día con tus últimas letras, y aunque extrañaba este recorrido digital, me alegra saber que tengo varios textos buenos por leer……..yo me sumo a las palabras de Enrique…siempre estará ese Sexto sentido dando vueltas por nuetsra prensa, por suerte…..

    un abrazo grande para ti,
    se te extraña
    elisa

    1. Gracias, Elisa, qué bueno que me leas después de estos días fuera de Internet. Gracias por regresar siempre. También se te extraña.
      Luis Sexto en este momento está en la Feria del Libro en Santa Clara, así que estoy feliz!! sabes. Un abrazo muy fuerte.

    1. Gracias…bueno, al menos en estos días he podico conversar con él, está en Santa Clara esta semana, hasta el sábado. Me dijo que después de 10 años debía cerrar la sección. Bueno…duele menos con él acá, después ya veremos.

  4. siempre fui un admirador de Luis Sexto y, específicamente, de esta columna… además qué privilegio haberlo tenido como profesor en el 4to año de la carrera… tengo alguna que otra crónica por ahí en algún rincón, revisada por él, me dejó par de apuntes que de inmediato tomé como ley para siempre… quien le relevará ahora? :/

    1. bueno, yo no lo tuve como profesor en un aula, pero definitivamente, leyéndolo he aprendido a hacer crónicas…al menos lo intento. Por eso me dolió que despidiera su columna de opinión, porque era una de las cosas que me hacía esperar el Juventud Rebelde…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s