Tres Carlos

Los tres Carlos de mi vida son personas maravillosas. Tienen, además, tres coincidencias: son mis amigos, estudian Periodismo, y no se llaman Carlos así, a secas.

Este es un post, entonces, para Carlos Manuel, Carlos Luis, y Carlos Alejandro. (Porque en ese orden los conocí)

(…)

A Carlos Manuel lo encontré –o me encontró- cuando él estudiaba su 2do año y yo el 5to. Los dos nos iniciábamos en el encuentro cienfueguero de crónicas. Desde que leí sus Tres ausencias de mi cuidad, en noviembre del 2009, no puedo –ni quiero- dejar de leerlo.

Por suerte se ha facilitado el hallazgo de sus letras, pues ahora, en lugar de rastrearlo por Google, voy directo a sus Crónicas Obscenas.

(…)

Carlos Luis es el hijo de Galinka. (¿Acaso pensaron que había nacido de una cepa de plátanos? Pues no) Decía: es el hijo de Galinka, la madre que aprendió a utilizar wordpress para dejar comentarios en este blog. De ahí puedo deducir por qué él es tan perseverante y emprendedor.

Tiene un Lente Compartido para desafiar la monotonía de los domingos y alimentar otro de sus gustos: la fotografía.

(…)

El más joven de mis Carlos es Carlos Alejandro. Y para marcar una diferencia con sus dos antecesores, no tiene blog.

Creo –me parece- que él a veces se siente solo, como yo. Por eso nos acompañamos de cuando en vez a tomar helado o café, porque así garantizamos no quedar desamparados en esas mesas hechas para cuatro.

(…)

Ya lo olvidaba: Carlos Manuel es de Matanzas, Carlos Luis de Trinidad, y Carlos Alejandro de Guaracabulla. Ya puedo ilustrar que a la amistad no la frena las distancias.

Anuncios

26 respuestas a “Tres Carlos

  1. Mi querida Leydi, ¿qué puedo decirte? Vale sentirse solo para continuar contigo en esas mesas de cuatro. Ya conocía a una Leidy, sin embargo a ninguna Leydi, hasta que apareciste tú.
    Por lo visto los tres Carlos te compartimos (hay uno que no conozco todavía, aunque lo he leído). Quien sabe, quizás un día la mesa se complete físicamente con los cuatro.
    Gracias. Ya estoy necesitando el café.

    1. Gracias a ti, Carlos A. Tienes razón, quién sabe si algún día la mesa se complete, por lo pronto, quedamos nosotros para tomarnos un café la semana que viene…¿te parece bien el lunes? O el martes, o el miércoles….

  2. Precioso el post, Leydi, sobre todo porque quiero mucho a uno de esos tres Carlos. Quiero tanto a Carlitos, el hijo de Galinka, mi trinitario, que no me perdono no haberle dedicado uno de mis post. Es una formidable persona y será un excelente periodista ese Carlos nuestro. Gracias por quererlo también y por cuidar de él mientras está allá, lejos, en Santa Clara, fuera del alcance de mi instinto casi maternal.

    1. Es un placer, digo mal, es algo inherente al que lo conoce…a Carlos hay que quererlo. Qué persona más buena!! Sabes que el sentir es recíproco, él te quiere y menciona muchísimo. Un abrazo, Gisse…

  3. Leydita, hermoso post. Te cuento que había leído la maravillosa crónica sobre Matanzas de Carlos Manuel en un Alma Máter, y me fascinó.Gracias por lanzar al mar la botella con la dirección de su blog.
    Te cuento que yo también tengo un Carlos en mi vida, Carlos Alberto, mi hermano, que tampoco tiene blog pero que alimenta varios de los post de la mariposa… besos principeños

  4. ¿Qué decirte, Leydi? Me has sorprendido mucho, la verdad no me esperaba este post, en serio. Me alegro mucho de estar entre los Carlos que has conocido y al menos te haya podido regalar esa sonrisa aunque estés dando clases a Carlos Alejandro.
    Sabes bien que tus botellas ya forman parte de nuestra familia. Increíblemente mami es la que me actualiza de las botellas nuevas que lanzas, porque yo estoy en la universidad…
    Desde que Lente Compartido vio la luz tú y Cuba Profunda estuvieron en mis inspiraciones, porque mucho ánimo que me dan.
    Te garantizo que tus botellas tienen un espacio en mi nuevo blog, casi listo.
    Gracias, y mil veces gracias..te quiero muchoooooooooooo
    Carlos Luis

    1. ah, si te decía no era sorpresa….
      Bueno, aunque desde que presentaste a tu mami ya eres “el hijo de Galinka”..jajaja ella casi es más famosa que tú…
      Un beso, también te quiero mucho, lo sabes. Y si no lo sabes lee de nuevo esa declaración pública que he hecho a mis tres Carlos.

  5. profe, como ves ya tengo un comentario en tu queridísimo blog y bueno no podía ser para otra cosa que para tus tres carlos porque uno de ellos (el hijo de Galinka) también es mi Carlos.
    como ese no hay dos y tanto tú como yo tenemos la dicha de ser sus amigas. quien pudiera ??.
    Me encantan tus crónicas, es una pena que mi disposición tegnológica sea tan escasa, pero lo que cuenta es la intenció, así que muchas felicidades y que sigas así. a lo mejor hay mucha más gente de la que te imaginas recogiendo los mensajes de tus botellas en sus propios naufragios

    1. ah, gracias, Anay, ya tienes comentario en mi blog..sí, eso de que compartimos a un Carlos ya lo sabía. Es una suerte para todo el que lo comparta, no? qué bueno es!!
      Gracias por comentar, y por el aliento, ya me hacía falta en estos días…Abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s