Crónicas obscenas

Una foto de hace dos años, la primera que le hice.
Una foto de hace dos años, la primera que le hice.

Como los católicos que entran a una iglesia a velar por lo que les es sagrado, algunos días, cuando veo algo que me deslumbra, siento el impulso a persignarme. Como para dejar constancia de cuánto me ha marcado, de cuánta hondura me transmite.

Por suerte en ningún caso he alzado mi mano derecha, en plena calle, para hacerme una cruz sobre mi rostro. Pero cada semana, frente a una computadora, me siguen asaltando estas ganas.

Crónicas obscenas, así se llamala Biblia que alivia mis días agitados y que mueve mis emociones. Crónicas obscenas, la Biblia firmada por Carlos Manuel Álvarez y por la que hago apuestas.

Y a él, cómo leerlo sin que mi vista se desvíe a Cienfuegos, al mar, a las crónicas, esas tres coincidencias que nos hicieron conocernos. Y repaso otra vez sus fotos, sus letras en cubadebate, en Isliada, en islalsur. Y regreso a sus crónicas obscenas y de nuevo me dan deseos de marcar “me gusta” en cada una, de compartirlas en Facebook, en Twitter, de imprimirlas y regalarlas a los estudiantes de periodismo, de imprimirlas y pegarlas en los postes del alumbrado público.

Carlos Manuel. Porque es amigo a veces he pretendido pronunciar su nombre y que él aparezca, en los momentos que he necesitado confesarme. En los momentos que he necesitado un consejo, en los momentos que he necesitado un hombro.

Después descubrí que no importa la frecuencia con que nos veamos – que no es mucha- cada semana yo seguiré teniendo deseos de anotar sus letras, ponerlas en un altar, y terminar mis ruegos:

En el nombre del padre, del hijo, y del espíritu Carlos… Amén.

Anuncios

10 respuestas a “Crónicas obscenas

  1. Leydi: solo puedo agradecerte profundamente y pensar, aunque jamás juegue a la modestia, que no me lo merezco. Tú eres infinitamente mejor que yo y que mis obscenidades, pero eso cualquiera lo sabe. Un tremendísimo abrazo, por enésima vez. Amén.

  2. yo te agradezco mucho, Leydi, poder leer cada lunes a Carlos Manuel. Tú lo compartiste en facebook y ahí me enteré de sus crónicas. Mi mami también lo sigue cada semana y de vez en cuando dejamos un comentario, aunque no siempre recibimos respuesta. Gracias por tu botella. Un besote… TQM

    1. ah, qué bueno… que lo hayas encontrado a través de una botella mía, por cierto, una que compartieron…mis tres Carlos…jaja
      un abrazo así de grande:——-(estas rallitas son mis brazos)———

  3. Bueno voy creyendo que cada vez hay más estudiantes de periodismo que creen en que se puede avanzar mucho rompiendo esquemas. Me gusto mucho también la pasión con la que se habla de un amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s