Táctica y estragegia

Desde que Mario Benedetti se fue ha dejado huecos en mis poemas. Tal vez por creerlo cerca he pensado hablarle mientras duermo.

Pongo estos seis versos en mi botella al mar
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles.

Y me habla seriamente de que “Mi táctica es/ ser franco/ y saber que sos franca/ y que no nos vendamos/ simulacros/ para que entre los dos/ no haya telón/ ni abismos./ Mi estrategia es/ en cambio/ más profunda y más/ simple.”

Le converso. Ya le habré contado de angustias, añoranzas  y amistades. Le cuento de la confianza que siento por alguien que se aleja y que no quiero que se aleje más. Y me propone una estrategia, una  estrategia muy contemporánea que tiene que ver con blogs y comentarios viejos. ¿No entienden, verdad? Ah, es que es un asunto entre Benedetti y yo…

Anuncios

15 respuestas a “Táctica y estragegia

  1. Yo sí entiendo bien y bien me gusta, Ley amiga ¿cómo podría no entender? Es sólo que a veces la vida no hace caso de las buenas razones, y entonces duele mucho porque uno cree en la vida, por otra vía ya algo te dije sobre eso. Sin embargo está muy pero muy bien, ojalá la suerte te sea propicia conversando con el viejo Mario y él te diga consejos secretos válidos, y ojalá que quien se aleja no lo haga más. Beso, amiga.

  2. Qué casualidad. Yo te traía hoy, de regalo, esto que encontré por azar (no se lo digas a nadie: en el baño). Pertenece a Samuel Feijóo y tal vez ya lo conoces, pero igual, aquí va:

    Botella al mar (Samuel Feijóo)

    Un libro
    es una botella al mar.
    Yo quiero
    que los míos
    vayan
    a las manos
    rotas
    de los
    náufragos.

  3. y otro más, hallado en internet:

    Otra botella al mar (Samuel Feijóo)

    Lo más probable
    es que mi botella
    en lugar de caer en el mar
    y navegar
    caiga
    en un
    basurero.

    Bien:
    entonces
    puede ser
    que me ponga dichoso
    y que alguna cucaracha
    la tomará como un palacio.

    ¡Qué bueno!

    1. gracias, Kyn…bueno, Feijóo pensó que sus botellas irían al mar o a un basurero… yo no puedo estar tranquila si descubro que a esta le pasan cucarachas, porque ese es el bicho que más asco le tegno!! 😦
      cucarachas a mis botellas no, basurero no!!!

  4. No sé por qué me da la impresión que tus botellas empiezan a navegar sin rumbo… o no? No sé, en fin… quién puede entender a los enamorados…

    1. no, no voy sin rumbo…es que esta ha sido una botella con estrategia. Uf! Y al hacerla pública doy por termidano mi ciclo de estrategias propuestas por Benedetti..si supieras que cosa tan interesante!
      Un abrazo, Sama… y te dejo, que debo ir a visitar tu Debate Gráfico…

      1. Pues nada… ve y de regreso seguimos hablando de tácticas y estrategias, otro abrazo para ti…

    1. ah, pero la táctica y estrategia de Benedetti es la misma, lo que varía es el uso que le demos..
      gracias por aprobar la mía, es muy particular, porque me la regaló el Bene solo a mí, para mí solita! Bueno, aunque alguien más lo sabe… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s