Muros y Puertas

Desde que existe el Mundo/ hay una cosa cierta/ unos hacen los muros/ y otros hacen las puertas…

Es cierto, Carlos Varela, el mundo está repartido entre ambos. Y este blog también.

Muros. El navegador, o el ancho de banda, o el cable que llegó – o no llegó- desde Venezuela, no sé qué es, pero algunos días no puedo actualizar. La “amiga” cuyas palabras de aliento, antes de yo lanzar mi primera botella, fueron: “con tantos blogs que existen, ¿qué vas a escribir tú de nuevo?” El hombre que dijo que mis Citas in- citables deberían analizarse en una reunión del PCC. Las distancias que me separan de poder abrazar a otros blogueros que ya no solo leo -también quiero-, o a las personas que desde estas botellas se me han hecho queribles.

Puertas. Las personas que he conocido, todas me han sorprendido de alguna forma. Aquella amiga que desde que supo de mi tristeza me escribe casi a diario. Las otras que aunque no se comuniquen seguido, son amigas de verdad. El duende que decidió poner un post mío en Juventud Rebelde, o la muchacha que los lleva a La Calle del Medio. La invitación a visitar Trinidad. Los libros de Dulce María prestados. La estrella que me han regalado por “portarme bien” en otro blog. Las cartas que han viajado desde muelles de Puerto Príncipe, en sobres de verdad y con letras a mano. Los libros que viajan dedicados. La página de Facebook que desde Sevilla un joven construyó para mí. Los comentarios y silencios repartidos…

Tienes razón, Carlos Varela, el mundo –y el blog- han quedado repartidos, ya lo has dicho: Desde que existe el Mundo/ hay una cosa cierta/ unos hacen los muros/ y otros hacen las puertas… Qué suerte la mía, que en mi vida y al llevar estas botellas al mar he encontrado –o he elegido- más puertas que muros.

Anuncios

27 respuestas a “Muros y Puertas

  1. Aquí va un comentario sin metáforas, parábolas, símbolos, dobles lecturas ni incitaciones a la reflexión. Lo escribo puro, limpio y natural tal cual nació dentro de mí: “me encantó este post”.

  2. Es verdad, la vida a veces se nos muestra llena de muros y personas que no nos dejan avanzar, algunas por envidia, otras por conveniencia y otras por pura maldad. Tanto es así que en ocasiones encontrar una puerta abierta es casi un acto de sorpresa… Y qué sorpresa más agradable encontrarnos una puerta abierta de alguien que no esperábamos o no imaginábamos que pudiera o que quisiera abrírnosla… y por el contrario, que triste es ver cuando la puerta que siempre pensamos que se abriría a nuestro paso, de ese alguien que siempre pensamos que nos dejaría entrar, encuentra trabas para abrirse y nos deja ante el umbral, sin saber qué hacer, sin saber qué pensar, qué decir.

    Abre todas tus puertas y tus ventanas y deja entrar la luz. Despide las sombras y el olor a humedad. Llena tu corazón de sentimientos diversos y puros. Sólo no dejes entrar a tres, pues sería tu fin: la envidia, la mentira y la traición…

    1. hecho, cumpliré con todas tus indicaciones, me portaré bien y así me gano una estrelita..ups, ya no, la estrellita ya me la gané (por portarme bien en el blog de Rodolfo)
      bien, de todas formas no a la envidia, a la mentira ni a la traición!!!

    1. claro… a veces los muros nos dejan puertas, eh?
      A mí me han quedado muy buenos amigos, he conocido excelentes personas en momentos adversos. Por ejemplo, uno de mis post, el de mis tristezas, me ha dejado el contacto de varios amigos por correo…
      Otro ejemplo, un día de lluvia, el del cumple sorpresa a un amigo, conocí muchos amigos más, 😀
      Un abrazo.

    1. sí, puerta, sí!!!
      claro, si compartimos este gusto por el mar, y hasta querías llevarte a alguien en marea alta cuando me quedé lloviendo. Claro que eres puerta, muro, por ejemplo, fue la que te plagió… 😦

      1. jajajajajaa, y si fuera por ti le tirabas un muro por la cabeza.
        Por cierto… ya tienes 3 adeptos en mi trabajo 😉 te estoy promocionando.

      2. Gracias!!! Ves por qué tengo que defenderte de los plagios??? A ella, lo sabes, el muro estuve a punto de lanzárselo cuando la vi…ah, porque la vi, sabes? pero no me habló ni esta palabra…eso fue en Matanzas…ella fue al evento de blogueros! (por un moemnto pensé que su ponencia tendría que ver con la ética en los blogs… 😀 )

  3. el jefe mio, me va a regañar un dia de estos por estar leyendo tantos blogs,
    lo que el no sabe es que mientras mas los leo mejor hago mi trabajo

  4. no sé si para ti seré puerta. Tú para mí eres una y bien grande, como las de mi casa; de esas construidas hace más de dos siglos y todavía se mantienen firmes. Así será nuestra aamistad. Te quiero….
    dentro de poco tedndré que nombrarte mi co-administradora de la Isla nuestra de cada día…

  5. Acabo de descubrirme puerta!!! Y es uno de los halagos más lindos que me han dicho, jajajaja. Un abrazo. Y desde ya me comprometes a seguir llevándote por La Calle del Medio. Day

  6. Yo también soy puerta!!!! qué alegría. Tú eres botella, Leydi, que es mejor, alivias con tus letras- especiales entre las tantas letras que andan por ahí dando tumbos- a estos sedientos amigos tuyos. Yo voy a abrir siempre, si tocas tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s