Para un tal Charly

Le pregunto cuál es su dirección de correo y comienza a dictarme: untalcharly…

-¡¿cómo?!

– Sí, es fácil, cuando te pregunten quién escribe en Fufú… tú respondes “un tal Charly”, ah, pues así mismo empieza mi email.

Ese, sí, es Charly Morales.

Personalmente lo conocí hace poco. Pero antes me dio tremendo susto. Susto, sí. Eso fue exactamente en la quinta botella que lancé al mar del ciberespacio, Periodismo por Núñez Rodríguez… Aquel día, entre los comentarios que tuve, aparecía la foto de un tal Charly.

A ese tal Charly ya lo había leído. Me gustó una crónica suya que Michel Contreras guardó en su Cuartel dela Crónica, y desde entonces comencé a rastrearlo por Internet. Luego Yandrey, otro amigo, me habló de él y de algunos trabajos. Eso, hasta que encontré un singular blog que me atrajo por el nombre… ¿quién es el loco que le pone a un blog  Fufú con empellas? Y cuando entré pude comprobar que se trataba del mismo personaje que ya buscaba, un tal Charly.

Por eso el día de su primer comentario en estas botellas me asusté tanto. Yo lo leía, claro, pero… ¿cómo yo iba a tener a Charly Morales “colado” en mi blog? Le respondí aquel comentario con más nervios que el día que defendí la Tesis… sin que faltara una coma ni sobrara un punto.

Después supe de otros blog suyos: Callejero naranja, y Leyendo periódico viejo, y me quedo en ellos a cada rato.

Ahora también sé que compartimos una ciudad, un estadio de pelota -él dice que el Sandino es su templo-, alguna música, el gusto por el periodismo, por las crónicas de algunos periodistas, y un puñado de buenos amigos.

Hoy no solo quiero escribir de él. Quiero, además, reivindicarme…

Cuando escribí de los Carlos de mi vida, anoté tres que coincidían en buenas personas, tener nombres compuestos y ser estudiantes de Periodismo. Entonces un cuarto Carlos me dejó, a modo de comentario: “espero que este Carlos que todos conocen como Charly algún día entre en tan selecto club…”

Por eso hoy rectifico: aquel día me faltó un Carlos que reúne todas las coincidencias excepto la última -ya se graduó… también de Periodismo. Su carné de identidad dice que se llama Carlos Enrique… aunque en verdad tiene la grandeza de despistar a todos y pasar por un tal Charly.

Anuncios

38 respuestas a “Para un tal Charly

  1. y en Vietnam también despistaba y pasaba por chino, jajajaja!

    lo más cómico de todo es que el señor periodista suena muy solemne en sus crónicas y posts y es un corresponsal de prensa importante y toda esa fanfarria pero cuando lo escuchas hablar tiene una guapería y un aguaje que te hace dudar que de verdad es villaclareño.

    Bueno, él mismo se dice homo viborensis 😀

    1. jajaja, Izma, apenas te comenté ayer que para hpy habría algo en mi blog sobre Charly y le pusiste el gps al post… 😀
      En Vietnam..bueno, cara de vietnamita tiene, eh??
      Oye, pero es que hablar con él -guapería o no- es tan bueno!! que el tiempo se escapa.

  2. JAJAJAJA…..esa sería la onomatopella de Charly……gracuias Leydi por dibujar a tan carismático personaje, de lo mejorcito que ha pasado por FCOM….y gracias a Charly por su “Nuevo Periodismo”….a lo Pablo.

    1. Elisa B:
      no dudo que haya sido de lo mejor de la FCOM. No tuve turnos de clases con él, pero sí tengo su tesis de Nuevo Periodismo y Pablo de la Torriente!! y me ha gustado leerla. Una tesis…a lo Pablo… 🙂
      Mira que tuve que escribir de Charly para traerte de nuevo a mis botellas!! jaja

  3. Yo ya ni recuerdo como di con el tal Charly, bueno, sí, fue cayéndole atrás al Fufú con Empellas virtual que estaba enlazado en algún blog amigo. Así lo conocí y lo leí, y me pareció un tipo súper chévere y muy cubano y talentoso. Ahora que veo este post tuyo, Leydita, confirmo ese pasaje bíblico que tanto me gusta repetir: nunca andarán dos juntos sin antes ponerse de acuerdo. La gente buena imanta gente buena, por eso ustedes se conocieron y se han hecho amigos. Los quiero a los dos, besitos.

    1. gracias, por querernos a los dos, y por escribirle algo a Charly en este post suyo. Porque es suyo, ¿no? sí, como dices, es muy buen amigo ese Charly. Y muy ocurrente también, imagínate que cambió su foto de perfil en Facebook justo el Día Mundial de la Infancia, y puso una suya cuando bebé!! jaja, dice que para estar a tono, y que cualquier parecido de esta foto con la realidad…¡es pura coincidencia!
      😀

    2. gracias, por querernos a los dos, y por escribirle algo a Charly en este post suyo. Porque es suyo, ¿no? sí, como dices, es muy buen amigo ese Charly. Y muy ocurrente también, imagínate que cambió su foto de perfil en Facebook justo el Día Mundial de la Infancia, y puso una suya cuando bebé!! jaja, dice que para estar a tono, y que cualquier parecido de esta foto con la realidad…¡es pura coincidencia!
      😀

  4. También soy una privilegiada. El tal Charly fue el primer muchacho que me cargó un cubo de agua recién llegada a la beca F y 3ra. Hace poco, en un encuentro sorpresivo para ambos en Ciego, lo recordamos y volvimos a reír. Seguramente yo tenía una cara de guajira asustada tremenda, pero a él no le importó y subió los cinco pisos con el cubo de agua a cuestas.

      1. Casi me ganas, si no fuera porque fueron 4 años de cruzar por los pasillos de Fcom y por los muchos pisos de la beca sin elevador. Un tiempo de azares hermosos. Y sí, gracias a la Serie Nacional nos encontramos. Extraño el libro que casi me regalas tú…

  5. Bueno, esta vez me permito ser un poco presumido porque ya tengo muchas botellas con mi nombre!!!!!!jajajajaja
    Mi vida, los carlos te perseguimos… Bendita persecusión?

    1. Sí, bendita persecución. Aunque, sabes? es curioso… nunca me he enamorado de nadie que se llame Carlos, de hecho, de nadie con C en la inicial del nombre.
      Bueno, será por eso que escribo tanto de los Carlos de mi vida, porque es un nombre que no hace daño pronunciar. Y claro, porque casualmente conozco cuatro Carlos muy buenas personas, que les gusta el Periodismo, que no se llaman Carlos así, a secas, y que son mis amigos! 😀

      1. no hablo de Carlos, hablo de letras… C, B, A… la que sea… creo que, simplemente, es tiempo de enamorarse…

        nunca es mal momento para sentir mariposas en la panza, no es verdad? 😀

  6. Leydi yo también conocí a Charlys durante el congreso de la UPEC en 2008, me tocó sentarme a su lado en el palacio de las convenciones y recuerdo que su intervención fue una de las mejores y más esperadas por el auditorio: Habló del salario, que a esta altura aún no se resuelve. Y lo volví a encontrar hace unos meses con su fufú con empellas. Blog que mi papá que está en Viet Nam, lee más que el mío que soy su propia hija, jajaja saludos Glenda

  7. Hola Leydis, esta vez no voy con críticas. Lo prometo. Esta vez, ya que andamos en la cuerda de un tal Charly, voy a caminar por ahí, por el camino de las remembranzas.
    A mí pasó con él casi lo mismo que a ti, con la ligera diferencia de que nunca lo he visto personalmente y lo tengo de amigo en Facebook aunque no me atrevo a hablarle. Niñada mía supongo que es esa manía de verlo hecho un puntico verde y conectado y no levantarle el chat debido a ese miedo que todo feisbuquiano a sentido de no saber qué decir en la primera conversación. Pero bueno, eso no es importante.
    Al blog de Charly llegué buscando a otra persona. Un personaje llamado Yuris Nórido cuyas crónicas descubro y redescubro continuamente. Por Fufú con empellas me enteré de la grave enfermedad de Yuris y, de una vez, fui atrapada por una sarta de riquísimas crónicas que me convirtieron en Charly-adicta. Una fan. Tanto fue así que busqué sus trabajos en Prensa Latina, coleccioné algunos Orbes de papel, husmeé en el resto de sus blogs, lo leí en On Cuba, y le solicité amistad en Face…
    Todavía, cada vez que “tropiezo” con un escrito suyo, no puedo evitar pensar, aspirar, y reír, diciéndome a mi misma: mi misma, quién pudiera escribir como él! 🙂

    1. Ah, pues esta es una coincidencia entonces…yo nunca nunca me canso de leer a este tal Charly. 😀 y a veces, lo confieso, me da pena escribir, porque cuando lo leo…uf!! Me parece que después de eso, teclear una botella es profanar la escritura… 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s