En el 53

Para Pepe Alejandro

 

Él también nació en el 53. Y jamás ha tenido miedo a vivir. Se subió de un salto en el primer tren. Hay que ver, en todo ha sido aprendiz.

Es uno de los periodistas más admirables que conozco, uno de los que me guían y me inyectan amor a esta profesión (u oficio). También nació –como Ana Belén- en el 53. El próximo año, comenzando el mes  de marzo, le deberé un post por su cumpleaños 60. Hoy solo le dejo esta botella al mar que a fin de cuentas se hará, como todo, dust in the wind, y le pido a Ana Belén que le cante…

“No me pesa lo vivido, me mata la estupidez de enterrar un fin de siglo distinto del que soñé.

“Yo también nací en el 53. Yo también crecí con el Yesterday. Como tú sintiendo la sangre arder, me abracé sabiendo que iba a perder. Siempre encuentras algún listo que sabe lo que hay que hacer, que aprendió todo en los libros, que nunca saltó sin red”.

Qué te puedo decir que tú no hayas vivido. Qué te puedo contar que tú no hayas soñado.

“Yo también nací en el 53. Y soñé lo mismo que sueñas tú. Como tú no quiero mirar atrás. Sé muy bien que puedo volverme sal.

“Siempre tuve más amigos de los que pude contar, sé que hay varios mal heridos, esperan una señal”.

Qué te puedo decir que tú no hayas vivido. Qué te puedo contar que tú no hayas soñado.

Anuncios

13 respuestas a “En el 53

  1. Leydi me dejas sin palabras. Lo mejor de Pepe ha sido eso, no temerle a la vida. Muy linda tu dedicación a él. Gracias por este nuevo post.

    1. No, sin palabras no, ¡eso nunca! Si te dejo sin palabras cómo vas a responder las preguntas de la Mesa, ¿por señas? además, me encanta escucharte cuando lees tus crónicas… así que sin palabras no te puedo dejar, jajaja. Sabía que ibas a entrar hoy, por la curiosidad de saber si tu post era mejor que el de Pepe… ¿a qué conclusión llegaste? jaja. Los quiero muchísimo. Un abrazo.

  2. Leydi: Ahora debía agradecerte por palabras tan elogiosas. Pero más allá del “condumio” para mi ego, debo felicitarme de hallar de vez en cuando, en la cuesta pedregosa de la vida, seres como tu, que miran a su alrededor con pupilas limpias y amorosas. Ojalá Ana Belén me cantara, ojalá Ana Belén (¿qué será, qué será…?) fuera como tú.

    1. Ah, ¡gracias, Pepe! Por comentarios como este seguiré escribiendo de ti y de los cronistas que adoro. ¿Sabes qué? Te quiero mucho, y me consta que eres una persona querible para todo el que tenga abrazos y cariños que dar.

  3. yo desde la posición de lectora desde hace muchos años admiro a este hombre. Pienso que como periodista es ejemplo, su sencillez y a la vez profundidad para tratar cualquier tema es un don que pocos tienen. Bien entonces se merece este y cuantos post le dediquen. Besos.

    1. Qué bueno, Galinka, que coincidamos también en estos afectos. Pepe es grande, fuerte y valiente, ¡es mi héroe! y tremendo gran periodista, y tremendo amigo… De verdad que es muy ético, valiente, bueno…en fin, que no me gusta deshacerme en adjetivos, pero este Pepe nuestro es uno de los mejores del periodismo cubano. (Uf, qué medida soy para opinar, eh? jaja) Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s