¡Ay!

Se reían de mí cuando niña porque nunca recité bien aquella poesía, quién sabe si inventada para mí, porque no la he vuelto a escuchar…

La cuñada de mi mamá –o sea, la mujer que se casó con su hermano, mi tío-  me paraba frente al público familiar en un acto sencillo donde yo solo debía decir:

“Yo soy chiquitica así/ y nadie me considera/ pero voy a poner la bandera/ donde la puso Martí”.

Cuentan quienes recuerdan aquellos días que mi versión de aquellas estrofas invariablemente era:

“Yo soy chiquitica así/ y nadie me considera/ pero voy a poner la bandera/ a fufú Martí”.

Unos dicen que sí, otros dicen que no, pero los científicos aún están investigando si yo lo que tenía era hambre y estaba pidiendo alguna variante de plátano…

Anuncios

3 respuestas a “¡Ay!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s