Nostalgias de abuelo

Tengo un abuelo que me ha visto crecer, que desde niña me trae periódicos y dulces.

Tengo un abuelo. Tengo un solo abuelo. Nunca conocí dos.

A este lo veo leer, contarme historias de sus años mozos, de cuando cogió un fusil y se vistió de verde. Me dice que conoció al Che, que al casarse con mi abuela y nacer mi mamá fueron a vivir a Caibarién, un pueblo pesquero. Me cuenta de los trabajos que pasaron y de las veces que el mar llegaba hasta la casa, desafiando las dos cuadras de por medio.

Recién cumplió 75 y continúa dibujándome su vida con palabras. Es un abuelo muy concentrado en la lectura y gracias a esa afición, cuando yo tenía apenas meses y mi abuela me dejaba cada mediodía a su cuidado, él permitía que la cotorra de la casa me picara los pies, por tal de no abandonar el periódico que traía en las manos.

Así de travieso lo quiero.

El otro, el padre de mi padre, murió sin que yo naciera, murió sin que mi padre conociera a mi madre. Murió…

No supe cómo eran sus manos, o su voz. O cómo llorarlo.

Durante mucho tiempo me apenaba preguntarle a mi papá, a mi tía o a mi abuela por este abuelo. Solo sabía que se llamaba Ramón, que mi papá se le parecía, y que nació en algún sitio campestre de la geografía cubana.

En una crónicas que comienza: “Tengo una frustración: no haber conocido al padre de mi padre”, Luis Sexto asegura que las personas no deberían quedar huérfanas de abuelos.

Inicia octubre y mi abuelo materno recién cumple sus 75. Lo celebramos, le traemos un cake, le cocinamos arroz amarillo, le regalo un libro. Pero me queda el vacío de que en mis 25 años solo he abrazado un abuelo.

Anuncios

8 respuestas a “Nostalgias de abuelo

  1. Ley, precioso este post. Yo también le reprocho a la vida el haberme arrebatado a mi abuela materna, una mujer de ficción y que estoy seguro que hubiese disfrutado muchisimo a su lado, pero, aún cuando no está de cuerpo presente, me quedan las historias que mis tías-abuelas me han regalado. Ella-mi abuela, junto a otros antepasados maternos y paternos- me instan a escribir. El cariño de abuelos no es de este mundo, no tiene nada que ver con el de los padres, el de los amigos… es un cariño diferente.
    Gracias, Ley, por este post. Me he conmovido. Un beso y disfruta mucho.

  2. Ah los abuelos. Ellos me ensenaron a crecer. El materno inmejorable. El paterno fue de donde mi tio saco lo que admiraste de el. No neceaito decirte mucho mas..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s