Latoso

niña brava botellaDe niña me encantaba jugar con mi hermano y los demás muchachos del barrio. Éramos como 12 entre hembras y varones. Nos dividíamos en dos grupos y corríamos como policías y ladrones, y aunque tuviéramos una pistola plástica que hiciera algún sonido, teníamos que disparar con la boca…pá, pá, pá… y para garantizar que el otro hubiese escuchado: ¡te maté!

Así crecí, esperando que llegara el fin de semana para irme a casa de mis padres a “mataperrear” con mi hermano y los otros niños que yo veía de viernes a domingo.

Los turnos de jugar a las casitas, con cuquitas o muñecas fueron menos. Los varones siempre nos convencían de que sus juegos eran más divertidos y terminábamos por unirnos en un team de pelota, una competencia de bicicletas, un diálogo de carritos o cazando lagartijas que soltábamos a los diez minutos.

Fuimos niños felices, nos revolcábamos en un colchón de flores blancas que el otoño sacudía, aprendimos a subir árboles y lucíamos muy orgullosos nuestras rodillas marcadas de cicatrices que pronto pasaron de ser “un ya-yai” a “na, me caí”.

Mientras los demás lo hacían en un papel, nosotros tuvimos una acera para dibujar y jugar a los ceritos y al ahorcado…

Solo nos poníamos muy competitivos cuando nos repartíamos en dos equipos, entonces era como si estuviéramos decidiendo la Serie Nacional.

Pero aquella mañana obtuvimos una victoria algo turbia, que no confesé. El día antes mi equipo había perdido en las palabras ahorcadas. Esa noche busqué en el índice por la L, que es la letra de mi nombre…

Al otro día yo escribí con tiza sobre la acera: L_ _ _ _ _, segura de que los demás no descubrirían fácilmente la única palabra que me había aprendido del diccionario el día anterior: Latoso.

Anuncios

3 respuestas a “Latoso

  1. me recuerdas mi infancia. Es cierto que los hombres creíamos tener el mejor de los juegos, recuerdo que nuestros caballos eran viejos palos de escobas, que a la vez eran rifles o escopetas de largo alcance: pumm, pumm, recuerdo que crecí en medio de onomatopeyas para todo lo que hacíamos.

    Juan de señora Antonia, anoche fue de cacería, de pronto se escucho, un bra,bra bra, bra, y era un armadillo como de dos kilos o más que atravesaba una cerca, Juan se monto a la cerca, PRAZZZ, rompió unas ramas secas, se derrumbo de inmediato, su perro no dejaba de ladrar, guafff, guafff, guafff y Juan se paro, brazzzz,prazzz, brazzz, brazz y se puso a correr, pum pum, pum, y sentía que se le saldría el corazón, toc, toc, toc, toc, hasta que pudo alcanzar al armadillo que hacía trasss, trasss, pumm, pummmm, pummm y Juan de señora Antonia disparo su escopeta, chummmmpammmm y logró cazar a su presa, todo eso me recordaste y he dado un recorrido por esa infancia que en ocasiones veo lejana, como el patio de mi casa que de niño lo veía inmenso y ahora lo veo cada vez más pequeño…

    luego llego un tiempo en los que las niñas tenían los mejores juegos, ellas aprendieron a besar y nosotros nos enamoramos de ellas y dejamos de jugar a los policías y ladrones, a la pelota o a lo que fuera que antes nos parecía mejor, ahora jugábamos a los encantados, a las escondidas en pareja, a los besos y los deseos y fue a partir de entonces que nos descubrimos enamorados por primera vez y toda esta pasión se fue desbordando yo insisto que el amor es un juego hermoso y es una pena que solo se pueda jugar entre dos y es una pena no ser tantas personas a la vez, porque la vida es hermosa y corta y bien podríamos amarnos entre todos y dejar de sentir angustias. llego la edad en los que las mujeres se convirtieron en dueñas de los juegos más divertidos y yo sigo creyendo no le pudo pasar nada mejor a mi vida….pummm, pummmm, pummmm,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s