Mío…no, ¡mío!

Hablábamos de él, pero él no estaba presente…No pudo siquiera discutir esta o aquella opinión.

Él, Carlos Manuel Álvarez, acababa de ganar el Premio Calendario. Ninguna de las dos escribimos a tiempo sobre eso…. Un tal Charly se nos adelantó y nosotras somos incapaces de disputarle a Charly el derecho –o el izquierdo- de ganarnos en esa contienda.

Pero en esta otra estábamos seguras de no perder…

Yaima, la muchacha de los Tintineos, sin proponérselo tuvo que mediar entre ambas. No nos apostamos el diseño del blog –y eso que de cuantos leemos y seguimos, los únicos similares en diseño son los nuestros.

No nos apostamos el café, ni los vasos de ron con cola que vaciábamos en ese momento. Ni las rositas de maíz que casi no saltaron, ni las galletas de soda. No nos discutimos nada de eso, sino un pedazo de cariño de alguien que estaba en ese momento tal vez inventando alguna crónica obscena.

Hablamos de él con soltura hasta que yo mencioné que él es “uno de mis Carlos” y ella: “no, que es mío”. “Sí, pero yo escribí de él y tú no…” “No importa, pero es mío”. “¡Mío!”

Y ya los ojos a la N se estaban poniendo fulminantes, y ya las botellas iban a comenzar a lanzarse –y no al mar- cuando algún Tintineo preguntó: ¿por fin de quién es? Y la risa nos salvó de cualquier respuesta: “bueno, en verdad Carlos es de Carla”.

Anuncios

5 respuestas a “Mío…no, ¡mío!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s