Al final, a la final

cvm-13-06-02-0503El equipo de béisbol de Villa Clara se agenció un boleto a la final. Sexto juego, 2-0. Cuando la última pelota llegó al guante y el árbitro decretó el out 27, ya yo estaba de pie, aplaudiendo como niña chiquita. En el terreno los jugadores se alzaban, se felicitaban y corrían, también como niños.

Minutos más tarde el teléfono sonó. Me llamaban. Claro, alguno de mis amigos –pocos de mis amigos son villaclareños- debía estar viendo ese partido hasta el final, como si en ello fuera su propio equipo, ¿no? Un mensaje, el primer mensaje… y alguien me anunciaba que se quitaba el sombrero, que ojalá ganaran. Y en ese ojalá venían sus deseos de verme feliz, de verme saltar por toda la casa, claro, como niña chiquita.

Pero lo más grande que me sucedió anoche, amén del triunfo del equipo Villa Clara –y precisamente por eso- fue una llamada justo en el 9no inning, tras el out 26, cuando los narradores decían: “a uno de la victoria”.

Me conmovió hasta las lágrimas porque aquella voz tan conocida y en ese momento lejana, me decía que quería ver conmigo el último out, el pase a la final. Me preguntó si todos en casa estaban despiertos. Claro, incluso mi abuela y mi mamá, que no saben nada de béisbol, estaban atentas a la televisión. Me dijo que no me escuchaba bien, que a su lado estaban sus compañeros de grupo de la Universidad, pero que gritáramos juntos cuando ganáramos, para oírnos.

Me aferré al teléfono como si hubiese apretado su mano, como siempre hacemos cuando estamos cerca y vemos un partido juntos. Out 27. ¡Ganamos!

Yo sabía que mi hermano no me dejaba sola, que eso de irle a Industriales se le pasaba cuando los azules no clasificaran…o cuando notara que más que este o aquel equipo, yo lo necesito porque sin él no gano, porque desde hace muchos años los dos juramos aplaudir y saltar por toda la casa, como niños chiquitos, por las mismas victorias.

Anuncios

8 respuestas a “Al final, a la final

  1. Verdad que tienes un gran hermano!!!!!!!!!!!!! Y yo que me dormí antes de que finalizara el Partido jejejeje No importa, de todas formas quiero que gane “tu equipo” así eres feliz y gritas y saltas y aplaudes por toda la casa 🙂

  2. ley, muchas felicidades, sabes que le voy a Industriales pero este año quedaron fuera, eso pasa, espero y deseo que este año el equipo Villa Clara te dé a ti y a tus coterraneos el alegrón que estan esperando hace 18 años. un beso y un abrazo desde la habana

  3. Leydis, te voy a hacer una confesión, por favor, no me odies… Hace mucho, muchísimo que te leo… pero nunca había querido seguirte… y, me retuerzo de culpa al decirlo, pero la razón era porque… actualizabas mucho… Y yo como siempre tengo el tiempo apretado, entonces preferí no darle “seguir” a tus botellas, porque sabía luego se convertirían en una más de mis tantas adicciones. Habrás notado que hablo en copretérito, sí, no te seguía, porque ya hoy no me pude aguantar más… Como aquel adicto que se esconde para consumir su droga, seguía yo llegando clandestinamente a tus botellas… pero ya no me oculto más… Te conozco hace mucho, aunque nunca he cruzado una palabra contigo; de eso se han encargado la Tunie y la Carmencita, (en especial la Nube), que conviven a diario conmigo en la redacción. Hoy, aquí, a miles de kilométros de mi Camagüey, te confieso que mis noches terminan con tus botellas… las guardo para el final, como para asegurarme de tener un descanso feliz….Y te confieso también que me encanta que escribas de deporte… y que aspiro, un día, a estar dentro de esa lista de amigos que tienes presente antes del naufragio… Sé que eres pequeña (de tamaño, porque de corazón eres inmensa) y yo soy muy alto, igual espero que eso no impida que tus botellas sigan llegándome siempre… Te mando un beso a estas horas (por referencias de la Tunie sé que no me pensarás confianzudo) y te confieso -de nuevo- mi pública adicción…

    1. Odiarte?? bueno, no tengo por qué, en verdad. El blog no es un medidor de mis emociones. O sea, el hecho de que alguien me lea y comente, o que otros no me lean o no conozcan que este blog existe, no cambia que yo quiera a unos u otros. El blog es un espacio donde me desahogo y me siento bien, que me gusta y por aquí he hecho varias amistadas. Pero no son las únicas, en mi casa, por ejemplo, no me leen…ni siquiera saben si publico seguido o no (aunque yo a veces los torturo y les leo varios post de un tirón, jaja, sobre todo a mi hermano, pobrecito!!) 🙂
      En verdad no te conozco, solo de referencias, y ahí radica el primer paso para querer o no querer (que serían esas las posibilidades conmigo, no el odio) así que no, no te puedo odiar, nunca te he visto. (aunque me empiezas a caer bien por eso de las adicciones a las botellas, jajaja) Creo que estás entre los que va a La Habana en julio, coerto??? seguro ahí nos verems, y personalmente te agradeceré por leerme, de vez en cuando, porque yo publico mucho, según me dices, 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s