Dara

???????????????????????????????Hoy Dara cumple 3 años. Con esa edad clasifica como la amiga más pequeña que tengo. ¿Que cómo sé que es mi amiga? Ah, fácil: porque es sincera, habla lo que piensa en el momento, me dice que me quiere “del tamaño del cielo”, me deja dibujos, y porque es una de las personas que más extraño y quiero abrazar.

La última foto que tenemos juntas es del pasado encuentro de cronistas de Cienfuegos. En el momento de la premiación, mientras todos posaban con diplomas o al menos miraban a la cámara, yo me entretenía cargando a la niña y en la única imagen de premiados que conservo, quedé mirando para ella.

Cuando regresé a mi casa, como añoraba a los cronistas, le mostré muchas fotos a mi abuela. “¿Y esa niña tan linda?” “Es Dara”… y le conté con pelos, crónicas y señales, quién era. Se encariñó al momento y meses después, cuando comencé a viajar a La Habana, mi abuela ponía en mi equipaje algo para la niña.

Una de las últimas veces ya me iba y me preguntó qué le llevaba a Dara. Nada, esa vez todo fue apresurado. Mi abuela me sorprendió con un: “yo sí le tengo, mira, le compré un cintillo”.

De esa forma Dara pasó a la no extensa lista de personas adoradas por mi abuela y desde entonces la niña ha protagonizado, sin saberlo, al menos dos sucesos en mi familia.

Hace una semana llegué a casa con una caja de bombones que me regalaron. Los chocolates tenían formas marinas, caballitos de mar, conchas, caracoles…mi abuela los vio y me dijo: “qué lindos están, para Dara”. Le expliqué de tres formas posibles: la objetiva, la egoísta y la absurda. Primero dije que no, que se derriten de tanto calor. Luego pasé al: son míos, míos, míos. Y por último aseguré que en alguna esquinita de la caja se leía: “no apto para menores” (como en las pelis). Para mi abuela todo lo que se puede conservar –dígase galletas, caramelos, libros, juguetes- tiene el nombre de Dara.

Pero el mayor mérito de la niña es haberse colado -ya por asociación- en el nombre del padre, aunque fuera él quien le diera el apellido.

“Te tengo un libro guardado”, le dije la última vez que hablamos. Y me dijo que se lo mandara con su papá. Ah, su papá… gracias a Dara, en mi casa su papá perdió el nombre, y cuando digo “miren, esto lo escribió Michel Contreras”, o “en la conferencia de prensa de la Serie Nacional van a ver a Michel Contreras”, alguien en mi casa –casi siempre mi abuela- responde enseguida: “ah, sí, el papá de Dara”.

Anuncios

10 respuestas a “Dara

  1. que linda nena!
    te empecé a leer hace poquito y es la primera vez que comento
    Los chicos tienen esa manera de ganarse a la gente, con la que uno no puede competir.
    Entiendo totalmente tu situación con los bombones! jajaja a mi me hubiera pasado igual
    Te mando un beso (y mandale otro a dara jaja)

    1. Gracias por leerme, por comentar. Y tienes razón, los niños terminan por domesticar a los adultos (como el Principito a la Zorra), quié diría que a estas alturas mi abuela se pusiera a disposición de otra nieta??? 😀

    1. jajaja, esa niña es la más mejor entodavía, le puedes decir esto:
      trtklkokouiffld;flllllffdfdddd hhhrgregreeeeerwe
      esto es: Dara: te llamo por la tarde para que mi abuela también te felicite.
      un beso a los dos, los quiero mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s