Nuestro Dartagnan

Enrique Milanés es uno de los periodistas más talentosos que conozco, aunque ese talento vaya envuelto en una gran dosis de modestia, humildad y silencio.

Modestia, humildad y silencio. Tres cualidades para una. Talento.

Si no me creen, revisen su comentario en uno de mis post primeros, cuando yo me declaraba ladrona de historias, y lo mencionaba. “A mí, que casi siempre quedo insatisfecho con los míos, me vendría muy bien creerme coautor de tus post. ¡Qué maravilla esa: escribir bien sin escribir palabra!”

¿Ven? Y tan bien que se le da la crónica -él no tendría ni que madrugar para llegar al encuentro de cronistas de Cienfuegos- sin embargo, no participa todos los años. Para que descansen de él, dice, como si alguien en su sano juicio quisiera privarse de su presencia.

Siguiendo sus crónicas en su caimán sin muelas me alarmé porque a este caballero de la palabra se le había escapado, sin notas de despedidas ni rastros, su crónica azul. ¿Cómo podía ser posible?

Hace poco demostró, una vez más, ser todo un caballero. Accedió a firmar un documento legal, oficial, e irrevocable que sus tres mosqueteras: Leydi, Marian y Nyliam (L, M, N) le enviaron en sobre sellado. Le pedían, nada más y nada menos: ser su Dartagnan.

Sí, porque si ya tenía tres cualidades para una, era justo también que pudiéramos decirle: “Uno para todas y todas para uno”.

En verdad el inicio de esta complicidad surgió con un libro suyo que, luego de varios meses en mi librero, Marian quiso leer. Entonces yo, sin terminarlo, se lo presté. Luego la niña del pedacito de mar no quiso devolverlo, ni prestárselo a la muchacha de los Ojos a la N que también lo quería. Llegó un momento en que las tres nos disputábamos a un Enrique que estaba a cientos de kilómetros de distancias.

Después de varios pactos de tregua y fidelidad, L, M, N acabamos nuestra guerra y decidimos, pues, a sus espaldas –y no sobre sus espaldas porque este Enrique nuestro padece de dolores de columna- pactar lo siguiente:

-Cada vez que nos reuniéramos las tres lo llamaríamos por teléfono. Esto le ha valido unas cuantas llamadas a deshora, casi siempre pasadas las 11 de la noche.

-Hacer que el autor nos firme el libro a las tres. Tres dedicatorias diferentes. Así podemos compartir su libro de crónicas raras.

-Nombrarnos sus tres mosqueteras y pedirle –carta, dibujo, dedicatorias, firmas y libro de El cochero azul mediante- ser nuestro Dartagnan.

Ya ven, este ha sido un Enrique Milanés muy solicitado, por el cual sus tres mosqueteras casi versionan la canción de otro Milanés… pues ♫“te prefiero compartido antes que vaciar mi vida…♪

Anuncios

11 respuestas a “Nuestro Dartagnan

  1. Leydi: ¿Qué responderte? Bueno, que cobro los días 5, así que puedes pasarme la factura (sin olvidar en qué trabajo, no sea que quieras excederte). Gracias por regalarme este post porque sí. A lo mejor otro Enrique lo merece; yo no. Pero por ti voy a ser Cucarachito Martínez: como no soy bonito (cosa que deja muy clara la foto) te lo agradezco más. Un abrazo, muchacha.

    1. Enrique, es cierto, tú no te mereces este post…. al menos no sólo este. Te mereces un mundo lleno de letras.
      Por cierto, cerca del mar hay una muchacha que también está escribiendo algo sobre un Enrique… serás tú acaso?

  2. Bueno, aprovecho para decirle a Enrique que aunque no lo conozca no creo que pueda existir mejor Dartagnan para ustedes tres. Basta leer este post para darse cuenta que Enrique es de los buenos.
    Un beso para las tres mosqueteras y un abrazo para el Dartagnan camagueyano.
    A ver cuándo coincidimos todos!!!!!

  3. La certeza de tener a este Dartagnan, a este Enrique nuestro, me provoca la paz de saberme a salvo…guardo como tesoros sus silencios y sus letras. Somos muy afortunadas de que aceptara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s