Por primera vez

LíaLlegó para dejarme muchas primeras veces. Luego se fue. Pero como los buenos momentos, dicen, no se valoran por el tiempo que duran, sino por la intensidad con que se viven… Le agradezco a la vida estos diez días tan intensos.

Lía, de tan solo un año y tres meses, me ha conmovido de la forma en que ningún bebé lo había logrado. Ni bebés ni adultos me habían asombrado tanto en tan poco tiempo.

Por primera vez mis días trascurrieron en dirección a una sola persona, mis horarios de desayuno, almuerzo, cena, ducha, y hasta de sueño, dependían de alguien más. Por primera vez alguien es más importante que el tiempo de mi escritura, de mis lecturas, de mi blog.

Por primera vez mis brazos se convirtieron en refugio contra el llanto, y mi sola presencia desató una sonrisa, la sonrisa más bella que he visto en mi vida. He inventado juegos, canciones, y hasta cuentos por alguien; por alguien que el día antes de despedirse –como si supiera que no nos volveremos a ver en mucho tiempo- me abrazó como nadie lo había hecho. Con sus bracitos menudos me apretó fuerte, tan fuerte que me arrancó una lágrima, porque me conmovió que una niña tan pequeña fuera quien me diera el mejor abrazo de mi vida.

Por primera vez he llorado de tanto extrañar. Por primera vez, además, he pasado dos noches durmiendo abrazada a su perro de peluche, uno de su tamaño con el que ella dormía, y que dejó en mi casa.

Su vocecita, las palabras deshilachadas que comienza a decir, sus ojazos color café, el peso de su cuerpo en mis brazos, la sonrisa tras las cucharadas de comida, la impaciencia con que se bebía el agua, la fiesta en que convertía el momento de bañarse…todo lo extraño.

Ahora vuelvo a mis rutinas. Retomo el libro en la página que había marcado, telefoneo a mis amigos, reorganizo mi cuarto, escribo, regreso al email y a este blog… Pero en casa me encuentro con sus juguetes, las canciones que busqué para ella, las galletas que quedaron, y su olor en el perro de peluche. A mis días, definitivamente, le falta una bebé de un año y tres meses.

Anuncios

26 respuestas a “Por primera vez

  1. PUES A BUSCAR EL BEBE. LOS NIÑOS SON UNA BENDICION. SER PADRE ( Y MADRE, MPOR SUPUESTO) ES UNA EXPERIENCIA QUE NO S E COMPARA CON NADA ABSOLUTAMENTE.

  2. Igual me pasa con Isabela, Ley, y como duele extrañar…pero los abrazos se quedan ahí hasta que podamos volver a estrechar esos cuerpos menudos. Un poco de paciencia…

  3. Gracias por haber compartido tu amor con Lía; una bebé que repartió y recibió amor y que te aseguro que te recuerda junto a lo cotidiano de esos 10 días al igual que a Coty, Choco y los caballos urbanos.

  4. Esos abrazos tan fuertes q solo los niños saben regalar me llegan al alma. Sabes q estuve una semana fuera d mi casa en La Habana, en el instituto y luego de una semana sin ver a Isa, esa niñita mia me dio los abrazos mas fuertes que alguien me ha dado…. todavia recuerdo su cara y se estremece el mundo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s