Niña, no te muevas

No te muevas, niña, que ahora vas a ser una estatua. Concéntrate. Soporta el sol, las palabras amables y las de desagravio, pero no te muevas.

Píntate todos los días, quédate de pie. Interpreta un personaje, deja que él se meta en ti, solo ponle la piel.

Olvida los problemas, las tensiones, porque en este momento no eres de tu hija, de tu familia, de tus amigos. Ya saliste a actuar, vas de azul y con un porrón de agua en las manos. Eres aguadora. Olvida todo de tu vida en este instante, ponlo junto a tus ropas del diario, porque por unas horas ya no tendrás nombre.

Permite que te toquen, que te besen, que te golpeen, pero no te muevas. Nunca te muevas. Ahora eres una estatua.

Anuncios

8 respuestas a “Niña, no te muevas

  1. También a mi me gustaría ser estatua por un tiempo. No ser yo; ser de todos y no ser de nadie; no pensar; no amar; no llorar; ser impermeable a todo lo que me rodea.
    Me ha gustado.
    Un abrazo,
    Jesús

    1. niña intranquila que sos!!! jaja, eres un torbelllino, no paras…no te puedo imaginar de estatua, al primero que pase por tu lado con un pulóver del Madrid, aunque no te diga nada, te lo comes aunque sea con la mirada!!! jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s