Qué barbaridad

espejosHay un chiste que cuenta que la primera vez que una mujer tonta vio un CD, pensó que era un espejo, como tal lo tomó y empezó a maquillarse.

Esta semana lo recordé, y no es que yo estuviera en el cenit de mi tontería, pero un amigo traía su celular en la mano, yo en la mía tenía un labial, y le dije muy seria: “a ver, vira el espejito para acá, que voy a maquillarme”. Él accedió a enfocarme la pantalla de su teléfono celular –no sin antes inquirir si he perdido mi capacidad para pintarme sin espejos.

Una muchacha que nos escuchaba –que tampoco estaba en la cúspide de su tontería, pero sí de sus ganas de dormir- se alarmó, me quitó el “espejo” de alante y soltó un: “¡Ño, a ver, que yo no sabía eso! ¿Ahora los celulares también traen espejos?”

Anuncios

12 respuestas a “Qué barbaridad

  1. Detesto la celularmanía de aquel que te grita una respuesta en el tronco de la oreja porque el que debiera escucharla se oye bajo, y qué me dices del que te pone en espera aunque estés delante y en persona porque la timbró alguien ¨priorizado¨, y que tal del que susurra en las reuniones sin importarle los que pretendemos ¨seguir¨ el tema por el que se nos convoca? Gente celudependiente, celuyonkie, que prefiere una voz electrónica al oido a la caricia de una sonrrisa y un beso!!, puffff qué degeneración!!!
    Prefiero tus botellas en el mar que amo por isleña que soy hasta el tuétano de los huesos!!! Eso si es belleza inalterable y no este mundo de aparaticos más o menos sintomáticos de un status del que se carece en la gran mayoría de los casos! Puff! fijate si los detesto que me hiciste salir de mi caracol de hermitaña!
    Sigue como vas, que destellas con tu intelecto brillante y endulzas el día. GRACIAS!

  2. Bueno Leydi. O yo estoy loco o tú estás como una “cabra”. jeje
    Qué buena eres, de verdad. La Sonrisa Leydi voy a llamar a tu blog.
    Qué bien me lo paso contigo, ¡ojo, con tú blog, quería decir.
    Un besote sonriente!!

  3. genial me he reido un montón.
    BarbaraRodri, tienes mucha razón pero eso pasa en todos lados, lo que en el todos los demás lugares como todo el mundo tienen un celular se vá imponiendo una cierta cultura sobre su uso, todo el mundo te mira mal cuando tu celular suena en un lugar público, durante una conversacion, etc, todo el mundo lo pone en vibrador, caso muy extraño de ver en cuba, de hecho mientras mas suene mejor…
    Pienso que con el tiempo se nos vaya quitando, creo que es culpa de la incultura que tenemos por nuestro poco acceso a la tecnología…
    Yo cuando hablo y te suena y me dejas en espera como dices, a menos que realmente sea muy importante me viro y me voy. Si es en una reunión le llamo la atención y si es el jefe solo me queda esperar a que el mio “cuando tenga” le interrumpa su reunión para que vea lo que se siente…
    Pero tienes que participar, si solo te sientas a maldecir no educas…

    Leydi, un saludo me encanta lo que publicas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s