Tinísima

Tina ModottiTina Modotti, hermana,
no duermes, no, no duermes;
tal vez tu corazón oye crecer la rosa de ayer,
la última rosa de ayer, la nueva rosa…

Pablo Neruda

Me dice Tina. A veces Tinísima. No importa si mi carné de identidad me registra otro nombre.

Desde el 2010 él me define así. Desde que en un evento de cronistas descubrió que yo me enamoré del Muelle Real de Cienfuegos solo por ser el último pedazo de Cuba en ver a Julio Antonio Mella. Él sabe que cada año cuando regreso a Cienfuegos, luego de despojarme del equipaje, ese es el primer lugar que visito.

Él sabe, además, que llegué tarde a Julio Antonio.

Alguna vez del 2012 escribí que “pude ser cualquiera de sus tres novias. La santaclareña Silvia Masvidal, la camagüeyana Olivia Zaldívar, o la italiana Tina Modotti. Lo hubiese querido igual de serio y tempestuosamente”. Sin embargo, este amigo insiste en llamarme Tina. Tal vez porque de todas ella fue la que lo acompañó la noche de su muerte.

Para mi amigo yo soy la muchacha apasionada por Julio Antonio y el Muelle Real por donde se fue a México.

Como fue él quien me bautizó así, y por tanto el único que lo pronuncia, le digo que cuando lo vea le tendré listo un libro que quiero me firme. Accede, y en el reencuentro –crónicas y Cienfuegos mediante- le entrego Tinísima, de Elena Poniatowska.

Entonces me escribe que gracias a la Poniatowska me firma un libro… Pero no, es gracias a él, que es quien me dice Tina.

Tina. Tinísima.

Anuncios

6 respuestas a “Tinísima

  1. No sé si llamarte Tina es un cumplido o un sarcásmo de muy mal gusto.Si tanto “te enamora” Mella,te propongo leer hasta comprender (y hasta donde te dé la bibliografía) que precisamente, Tina es la “muerte de Mella”,ella personifica la traición y el desprecio y asi lo confesó antes de morir ( se cree que envenenada).La italiana fué enviada a espiar al cubano,pero no contó con que se enamoraria de este ( como tú por estos dias).Natasha Mella,la unica hija del revolucionario,falleció hace un més en Miami y trás mucha investigación terminó aceptando la tesis de que Tina habia matado a su padre.Lo de “la que lo acompañó la noche de su muerte” se acerca a la realidád,pero cuando revisas las declaraciones tomadas por la policia mexicana esa noche,te dás cuenta de que “ella lo invitó a la muerte”,para ello supo separarse del brazo del cubano esgrimiendo una excúsa y ponerse a buen resguardo a la hora de los tiros.
    Te prefiero Leydi,asi de simple,la bloguera cienfueguera a la que leo muy de véz en cuando y hacia ratón y queso que no te comentaba,pero este tema de Mella,la humillación a la que su pobréza llevó a la fiél Olivita (la primera hija que se les muere tuvo que ser enterrada en caja de cartón y la segunda,Natasha,durmió de bebé en la tapa de una maleta) es siempre un tema sobre el que se debe ser muy cuidadoso.
    Te deseo,por lo pronto,que disfrutes a Mella tu enamorado,dáselo todo y toda,pero no permitas que esa italiana se interponga entre tú y tu amado.
    Sé feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s