traumas

mafaldaCuando Ana Isabel fue mayor de edad, su madre la sentó una tarde y le dijo sin quebrantos de voz: Hija, debo confesarte algo importante. De niña le temías a dos cosas. A los grillos. Y a las canciones de Alexander Pires.

Anuncios

4 respuestas a “traumas

  1. hay tantas buenos textos para leer que quiero llegar con tiempo suficiente para quedarme sin apuros por medio. Quiero que lo sepas aunque lectores no deben faltarte. José López Romero de Corazón Urbano.

    1. Gracias. Has escuchado eso de que lo importante no es la cantidad, sino la calidad?? pues desconozco a ciencia cierta la cantidad de lectores… pero la calidad de los que regresan está probada, a golpe de botellazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s