para mí

dedicatoriasEl 26 de agosto puso en mis manos su último libro, “El primer viaje del diablo”. El último que ha escrito, no el último que escribirá…

La dedicatoria, con letras impresas como el resto de las páginas, me impactó. Junto a mi nombre y apellidos perfectamente anotados, leí que yo era para él: “mi amiga menor, pero no menos buena que la hija nunca nacida”.

Anuncios

4 respuestas a “para mí

  1. Pues de que eres buena no lo dudo… incluso mejor aún que una taza con un buen café a primeras horas de la mañana –y por qué no? esa que igual consumo a cualquier hora del día, incluso, aunque me esté muriendo de ese sueño que nunca me llega-, o una cerveza pero que bien fría cuando las altas temperaturas de nuestro preciado clima se las ingenia para hacer de las suyas… Saludos… que tengas un buen día Ley… en realidad no bueno, sino, maravilloso…

  2. Hola Ley… en estos días mis amigos me han tildado adicto más que al café, a esas botellas que lanzas con tanto de ti. Pero me embriago a gusto y aun cuando el sueño aparenta ser insoportable, me las ingenio para espantarle con una taza de buen café caliente y mientras más fuerte mejor. En cambio ayer quedé desconcertado -mientras leía Felicidades mamá, publicado en diciembre 26, 2012- cuando comprendí que el mismo 10 de Septiembre comentaba una tus crónicas (para mí) y pasaba por alto –pues para entonces no tenía le menor idea- que para ti era un día más especial de lo que pudiesen llegar a ser el resto de los 364 del año. Y es precisamente porque te nos hacías un tilín más madura que el año anterior. Por eso hoy, aun con la certeza de llegar tarde me encantaría Felicitarte por tu cumple y desearte lo mejor de todo lo bueno de este mundo. Y es precisamente porque puede que el mundo haya tenido miles de razones para felicitarte en un día tan especial, más yo tengo una para hacerlo todos los días: “Son tus botellas, vivencias y hasta esa parte de ti que va en cada una de ellas, autoras intelectuales –como lo fue nuestro Martí, del Moncada- de mis sonrisas cada mañana.” Igual me hubiese gustado poder escribirte por otra vía, pero bueno, por el momento es está solo con la que cuento y desafortunadamente no tengo una amiga que me facilite un número de teléfono ni una dirección de correo. Escríbeme cuando puedas por favor y de paso me pones al tanto de cómo te llevan esas dos costillitas inflamadas… Que tengas un buen día Ley… abrazos miles…

  3. Hoy –más que siempre- quisiera tener un blog… pero uno grande… con mayúsculas!!! Vamos, que sea mágico… y no precisamente porque atrape tantos lectores como actualmente lo hace: “El Caimán sin Muela”, “Ojos a la N”, “Un pedacito de Mar”, “Nube de Alivio”, y desde luego, estas Botellas que arrojas al Mar; entre otros tantos –muy buenos por cierto- que me quedan por mencionar y se me aglomeran entre los dedos. No importa que no sea perfecto, más sí que sea sincero, a lo transparente, y hasta algo atrevido –para que, como con Benedetti- entre los dos no haya Telón ni Abismo. Pero que mágico al fin y al cabo, le baste solo –bien temprano en la mañana- una taza de buen café para sonreírle a la vida y lanzarse en busca de tus pasos, de esas botellas que echo de menos y no me resigno a dejar de buscar. Quiero un blog hecho a la medida, con un exceso de astucia y deseos infinitos de encontrarte… uno que no se canse de buscar aunque para ello tenga que ingeniárselas junto a Sherlock Holmes para atravesar el Sahara y llegar hasta el asteroide B612. A estas alturas temo que los Baobad hagan de las suyas e intenten destruir (“Mi pedacito de Mundo”) –digo, el tuyo, aunque el mío no diste mucho del que describes-. “WordPress” sí que es malo, pero yo sigo aquí, anhelando un blog con el que pueda “huellarte”… mientras permanezco contemplando “Desde el muro”, bien cerquitica del mar, cuánto de magia existe en las caricias proporcionadas a las rocas por el fluir de las olas con ese arrullo melodioso que nos hace soñar –aun, cuando estemos despiertos-. En realidad no me queda claro si te has perdido en busca de material donde envasar el principio activo que nos lanzas con cada botellazo. Pero… como quien no quiere las cosas, con un basta de nuestro Guerrillero Heroico he echado a andar, recopilando algunas botellas –transparentes todas- que tenía en el patio con el objetivo de enviártelas, actualmente no sé cómo ni cuándo, pero mandártelas al fin y al cabo. Te animas y me mandas, no sé, una carreta vía e-mail: adanys@cim.sld.cu que nos sirva de transporte??? Igual dicen muchos por ahí que lo último que se pierden son las esperanzas, y créeme que por mucho que me guste el “C-A-F-E” (caliente, amargo, fuerte y desde luego, una dosis menor que la tuya), no renuncio a tomarme -¿quién sabe el momento y lugar preciso?- un buen “caféconleydi”. Ojalá que para entonces ya te encuentres entre nosotros y con botellazos miles, llenos de vidas todos. Aunque yo aún no tenga blog, porque vamos… que Blog así: GRANDES… con MAYUSCULAS… de esos MAGICOS que hacen imposibles, solo hay uno… y es el tuyo Ley… Abrazos miles… que tengas un lindo y maravilloso día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s