Cronología en hospital

asustadoI
Me llevaron al hospital. La puerta de entrada a la consulta tenía letras rojas muy visibles. Neurocirugía. Por un momento dudé en entrar. ¿Alguien habría ordenado operarme para acabar con mis musarañas?

II
De la radiografía no entiendo mucho cuando me explican en lenguaje médico. Y tal vez por el susto inicial de verme por dentro, bromeo con esa foto de mis huesos. Verdad que quedé linda, digo. Y pienso que es verdad eso de que la belleza se lleva por dentro.

III
Una receta médica en mis manos. Por reducir el tratamiento puedo hasta ser irreverente con el doctor. Decirle que no entiendo su letra, que lo único que puedo leer totalmente es el cuño, aunque advierto que sus trazos son más legibles que los míos.

IV
Ya en casa hago un descubrimiento tardío. A juzgar por mi tamaño y el comportamiento infantil que mantuve durante todo el día, bien me hubiera servido para alarmar (más) al médico. En la receta leí clarito que los medicamentos deben mantenerse alejados del alcance de los niños.

Anuncios

9 respuestas a “Cronología en hospital

  1. Pues ese médico tiene que haberse pasado el mejor de sus días laborando… sin dudas es la primera mujer-chica a la que trata y de no regresar puede que sea hasta la última. Y mira que eso sí que es un hecho relevante, no todos los días nos encontramos con seres así de especial…
    Muchísimas gracias por tus huellas… no sabes cuanta felicidad dibujan en mi rostro cuando te lee. Igual no te preocupes por el trabajo que pasabas para comentar, recién acabo de mudarme y ando por http://cms.alaorilladelmar.webnode.es Espero que con esto ese problema se resuelva y pueda encontrarte más a menudo. Abrazos miles… que tengas un lindo día.

    1. deberías ponerme de castigo…pero no prohibirme los muñequitos, sino sentarme por más de 2 horas… que es lo que me va a matar!! 😦
      por cierto, como tengo que hacer reposo (algún día) me voy a la cama con más libros… hasta con 3 al mismo tiempo…estoy promiscua!! :p

  2. Hola Ley… espero que ya estés mejor aunque la ausencia de tus botellas me dicen lo contrario. Ahora si de seguro tienes vía libre para comentar en mi blog-hijo… he retomado algunas anécdotas de Benedetti y tras mudarme periódicamente me he abierto un huequito en http://alaorilladelmaar.blogspot.com… espero que te mejores para poder encontrarte pronto por mi orilla. Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s