seré tío

bebé con botellaEn agosto mi hermana me anunció en un mensaje: “serás tía, estoy embarazada”.

Desde entonces aprendí que el tiempo se puede contar en semanas, me inquieto a la espera de cada análisis de sangre, y le pido una descripción de sus comidas, sus ropas y hasta horarios.

Me preocupa que su elevador se descomponga y tenga que subir los cinco pisos hasta su apartamento por la escalera, que los pantalones le aprieten y carezca de vestidos, que el almuerzo que consume para una sola persona no sea suficiente y entonces su bolso pese demasiado con meriendas, agua, refrescos.

Mientras, ella se inquietó por mi columna y mis crisis constantes desde hace meses. Me llamó para saber de mis dolencias y visitas al hospital. Cuando creyó que mi organismo era inmune a cuatro tratamientos, inyecciones y chequeos, se alzó como la mejor de las doctoras. No me dio prescripciones médicas, sino una advertencia: “pórtate bien y haz reposo, o no te dejaré cargar al bebé cuando nazca”. Suficiente. Mi columna debió entender alto y claro sus palabras porque heme aquí, casi lista para mi sobrino.

En todo este tiempo, la intranquilidad por saber el sexo del bebé me ha mantenido en vilo. Hasta hoy martes. “¿Cuándo, cuándo?” Volví a preguntarle una y otra vez. “El 11 de noviembre, si se deja ver”, me respondió siempre.

“Ah, es que quiero saber ya si seré tío o tía”, le dije a modo de chiste. Y otra vez: “¿Cuándo sabré si seré tío o tía? Y ella, con toda su carga de paciencia, sin mencionar el puñado de veces que me lo había dicho, volvía invariablemente: “el 11 de noviembre, si se deja ver”.

Hoy al fin supe. Feliz corrí a decirle a mi abuela que sería abuelo, y ante su extrañeza, le expliqué: “sí, Mima, mira el mensaje lo que dice”. Apenas el ultrasonido había terminado, mi hermana me avisó. Las letras formaban un pequeño texto que anunciaba: “serás tío”.

Anuncios

8 comentarios sobre “seré tío

Agrega el tuyo

  1. Nada como la bendición de tener un sobrino, me identifiqué 100 % con este post… jaja el mio cumplió ayer sus 3 meses, y aun recuerdo cada una de las noches sin dormir pensando en los resultados de los exámenes, recuerdo cada una de las imágenes de las ecografías de mi hermana, y hoy puedo decirte que soy la tía más feliz del mundo, y que esos bichitos se quieren muchoooo pero muchoooooooo… así que a disfrutar de ese pequeñajo pues el tiempo vuela……… besos desde Cienfuegos!!!!

  2. Jajaja. En realidad no me queda claro cómo lo haces… pero lo cierto es que siempre consigues arrebatarme una sonrisa de los labios con tus tiernas palabras. Eres encantadora Ley… y más ahora que de camino te viene un sobrinito. Bebé, al que desde luego, le agradezco inmensamente por convertirse en tu mejor medicina. Igual tengo dos que son un verdadero encanto… aunque por desgracia, se me haga gigantesca la espera… para tenerles cerca, al menos una vez por año. Bendito sea tu sobrinito, benditas tus palabras y bendita Tú, Ley. Abrazos miles… que tengas un lindo día.

  3. Por donde navegarian las botellas antes de llegar al mar? Por las nubes de tu foto o por las aves? O se quedarian sentadas en los bancos? Te recomiendo ejercicios yogas pero con la anuencia del medico. De todas formas, siempre hay una asana que te serviria, cogiendola suave. Ciao.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: