aburrida

aburridaLa televisión me aburre (casi) más que cualquier otra cosa. Dicen mis padres que desde niña. Que me dejaban delante de la TV y me distraía, por eso no podían irse lejos y confiar en que me quedaría ahí sentada.

Que cuando alcancé a hablar les pedía lápices de colores y hojas para dibujar cuando ellos me hacían acompañar de la tele. Entonces mi mamá me regañaba por mi falta de concentración, y decía que hiciera una sola cosa a la vez. Años después descubrió que en efecto, yo hacía una cosa a la vez: dibujar; que la TV era para mí un artificio insignificante.

Y lo descubrieron –como suelen decir algunos- a las malas; cuando el televisor se descompuso y yo no me inmuté ni lloré para que lo arreglaran.

Con el tiempo esto no ha mejorado. Soy incapaz de ver un juego de béisbol, ni de fútbol siquiera, sin pararme a hacer café, dulces, o alguna tarea doméstica. Si estoy en el estadio, en vivo, lo disfruto. Delante de la TV no, me aburro sobremanera.

La mayoría de las películas no captan mi atención durante una hora seguida si les advierto el final. Mucho menos las novelas. No veo absolutamente ninguna telenovela –aún bajo las protestas de mi tía, que en aras de subrayar las distinciones de géneros, me dice eso es algo poco femenino de mi parte.

De los noticieros la mayoría de las veces solo retengo los titulares, y si algo me interesa o quiero profundizar lo que leí en el periódico, entonces me detengo a verlo.

Solo existen algunas excepciones que en mi familia califican de raras. Alguna película que me guste, un documental, entrevista, o reportajes informativos. Las biografías, las series históricas. El resto suele distraerme.

La tele de mi casa debe odiarme. Yo la miro y le dejo claro que para mí ella no es un miembro más de la familia. Que me aburre (casi) más que cualquier otra cosa. Menciono que “casi”, y hasta la tele debe sospechar que en esa lid solo es superada por ciertas personas…

Anuncios

5 respuestas a “aburrida

  1. También me sucede lo mismo, creo que me concentro más en la novela cuando la escucho desde la cocina mientras friego, algo parecido me sucede con los libros, tengo muchos hasta la mitad, es que me aburro. Me gustan los escritos cortos, los cuentos, reportajes, ensayos, que no me den tiempo a predecir el final. Lo que sí puedo es sentarme a ver una película que ya haya empezado o una novela y entenderla sin volver loco al que me acompañe preguntando ¿quién es ese? ¿por qué es eso?. Entonces, ¿somos raras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s