¿qué pasa con la pelota cubana?

equipo-cubano-serie-del-caribeCrecí con la idea invariable de que el equipo cubano de béisbol siempre ganaría. Voy a decir, como Ortega y Gasset, que yo soy yo y mis circunstancias. Y debo aclarar que nací a finales de los ´80, y mis primeras experiencias en un estadio, o viendo un partido por la TV fueron de la mano de mi padre. Él me decía que ese era el deporte nacional, y que el equipo Cuba no me haría sufrir porque siempre ganaban. Actualmente solo puedo sostener lo primero.

Mi padre me mostraba a Kindelán, Linares, Pacheco, Marquetti… y logró que los quisiera como si se trataran de emblemas nacionales. Y lo eran.

Ni mi padre ni los de su generación me enseñaron a que a esas competiciones se iba con dos jabitas: la de ganar y la de perder. Perder no era una opción.

Mi padre también fue víctima de sus circunstancias. Tanto escuchó aquello de que el team Cuba siempre ganaba, ¡siempre! Porque el béisbol, más que deporte nacional, se convirtió en una causa casi tan importante como eliminar el Bloqueo.

Pasado el año 2000 comenzaron a caer en olimpiadas, torneos holandeses, clásicos mundiales…

Y aquello de: “vas a ver como ganan” comencé a dudarlo cuando el oftalmólogo me diagnosticó astigmatismo y miopía, y en lo adelante tuve que usar espejuelos.

Primero nos dijeron que los asiáticos nos ganaban en el Clásico Mundial porque esa gente ya había entrenado duro, ¡capitalistas de mierda esos japoneses que ni comen por entrenar! Y pensé que tal vez ingerían mucha espinaca -como Popeye- y se habían hecho más fuertes.

Luego escuché que los holandeses también estaban fuertes, fuertes… (¿También estaban comiendo mucha espinaca?) y por eso nos dejaban fuera.

Mis ilusiones estuvieron más perdidas que en la obra de Balzac. Pensé que los jugadores de los otros países realmente estaban comiendo mucha ¡mucha! espinaca y se habían convertido no ya en Popeye, sino en Superman, en Batman… y que los cubanos no acababan de encontrar la espinaca.

En una ocasión amenazaron con dejar el béisbol fuera de las competiciones olímpicas y casi suspiré aliviada –una vergüenza menos, pensé.

Tanto perdieron, perdieron, perdieron… que cuando ganaron medalla de oro en los recientes Juegos Centroamericanos de Veracruz, una delegación oficial recibió al equipo en el aeropuerto, con otra medalla: la de la dignidad.

Ahora llega la Serie del Caribe. Los narradores deportivos aseguran que el equipo Cuba está ganando en experiencia. Mi duda es: ¿cuándo la van a aplicar? Al término del juego con República Dominicana les escuché decir que solo cuando lleven un equipo Cuba a jugar para divertirse, y no con la presión de ganar, ganar, y ganar… solo entonces van a obtener el primer lugar. Si es así, otra duda: ¿por qué no llevaron al equipo completo de Pinar del Río? Ya que ellos fueron los campeones de la pasada Serie Nacional de Béisbol, ¿por qué buscaron refuerzos en otros equipos? Si de todas formas no importaba ganar o perder, todos los pinareños podían haber ido a divertirse, digo yo…

Por cierto, los narradores de la televisión cubana me van a causar un trastorno cerebral grave: cuando ganan (o sea, solo anoche): Ganó el equipo Cuba; y cuando pierden: Perdieron los Vegueros de Pinar del Río. No entiendo… ¿acaso no son los mismos jugadores?

Y las justificaciones que llegan son una mezcla del efecto mariposa con el cuento de la pulga.

Aún no sé qué diablos pasa con la pelota cubana. A mí desde niña me dijeron que ese equipo solo iba a ganar, ganar y ganar… y que nunca me harían sufrir. Yo solo espero que encuentren el camino –si no a la victoria- al menos al campo de espinacas, porque en los últimos (no tan últimos) años me han tenido en conteo de 3-2 (hasta pudieron ser los causantes de mi arritmia cardíaca) y espero que no me sigan ponchando, o tendré el infarto seguro antes de verlos alzar otra medalla de oro.

5 comentarios sobre “¿qué pasa con la pelota cubana?

Agrega el tuyo

  1. Nada de desgarrarse las vestiduras es juego y en el juego como en el amor se gana o se pierde. Pero como mexicano, y en mi niñez disfrutando el beis bol, siempre me decìa que Cuba era invencible. “Es el ùnico equipo que puede enfrentar al ganador de la serie “mundial” me decìa… besos y flores.

  2. El problema de la pelota cubana, desde mi lejana perspectiva y mis recuerdos, es que ha perdido la calidad que un número más reducido de equipos hizo florecer en mi generación y en la de tus padres Leydi. Además, siempre había un ingrediente un tanto chovinista, en eso de que somos y seremos siempre los mejores. Hay también otros tan bueno o mejores, y eso tenemos que aprenderlo en todos los aspectos de la vida. Lo que queda es superarse siempre para tratar de ser el mejor, cualquiera sea el camino que transitemos. Ya habrá otra oportunidad!
    Saludos.

  3. Yo creo que la desorganizacion, los intereses, los temores y por supuesto, la politica son los peores ingredientes para conformar un equipo. Amen de la falta de apoyo en muchos factores. Yni que decir de la falta de estimulos a los ganadores. Es muy desestimulante leer que algunos peloteros que desertan al anno o dos tienen contratos millonarios, se que es una politica bien sucia de los cazatalentos y los organizadores de las grandes ligas, pero debe haber algo que estimule a los peloteros mas alla de los reconocimientos y las medallas. Recordemos aue nos diplomas no resuelven verdaderos problemas materiales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: