Sietemesinos

niño dormido Para Lourdes Urquijo Cabeza, graduada de tía el mismo día que yo

Me sorprendió la noticia porque el bebé se esperaba para el mes de abril. La última vez que lo sentí, jugaba a dar patadas dentro del vientre materno. Pero este lunes mi hermana me envió un breve texto:

“Hoy a las 7:25 nació tu sobrino, es prematuro…”

La quiero abrazar. Ansío verlo.

Hablo con su esposo, y me angustia saber que el niño tiene problemas para respirar y aún no puede estar en los brazos de la madre.

Mis nervios se crispan. Las lágrimas salen. Llamo alterada a casa. Le comento a mis amigos.

“Es normal”, me dice mi abuela. “Como los pulmoncitos estaban desarrollándose, es normal que lo estén observando bien y cuidando mucho”.

“A mi hijo también le sucedió, y mira ya lo grande que está” –me comenta una compañera de trabajo.

El mejor sietemesino que conozco, mi amigo Carlos Luis, me consuela más porque se muestra como ejemplo: “Tranquila, Ley. Los sietemesinos somos muy fuertes”.

Anuncios

13 respuestas a “Sietemesinos

  1. Y yo también lo soy, Leydi, jajajaja. De hecho, Dorita nació un mes exacto después de mí, y yo le digo que, en realidad, ella es más vieja, mientras que yo soy solo un adelantado, jajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s