viene el loco

locurasPara José Ángel Aguilera. Por sus locuras, quijotescamente persistentes

Me deja en el buzón 21 cuentos del loco. Me dice que me recordó mientras los leía porque bien pude escribirlos yo.

No creo. Los minicuentos no se me dan. Como tampoco la poesía.

Los Cuentos del loco fueron escritos desde mediados de los ´90 por un cubano radicado en España: Francisco Garzón Céspedes.

“Reside en Madrid y en el mundo”, dice la contraportada del libro digital que me deja en el buzón.

Leo. Y me atrapan estas líneas que resguardan historias. Comparto algunas:

Código:
“El loco pintó su raya. Y no la cruzó. A falta de razón, definía límites”.

Cordura:
“El loco no afiló la punta sino la goma del lápiz. Y, cuidadosamente, se dispuso a borrar el silencio”.

Eternos:
“El loco detectaba los unicornios donde aparecieran. Y tuvieran o no un cuerno en la frente”.

Intuición:
“El loco descendió de la escalera. No se sentía seguro: siempre hay alguien dispuesto a derribarlo todo”.

Protección:
“El loco salvaba su corazón no sacándolo a subasta”.

Raciocinio:
“El loco nunca perdía la cabeza porque la anclaba a fuerza de soñar”.

Realización:
“El loco pensaba que una locura no realizada es un anhelo frustrado. Por eso construía castillos en el aire”.

Lo comparto, porque también yo me acuerdo de varias personas que pudieron escribirlo. De varios locos de este tipo. Locos que andan por mi mundo como los cronopios de Cortázar: desordenándolo todo a cada paso, con una sensibilidad que contagia.

Anuncios

5 respuestas a “viene el loco

  1. Estimada Leydi:

    Muchas gracias, a Francisco (G. C.), a nosotros nos gustaría escribirle de modo directo (solo por email) y que recibiera nuestras ediciones digitales.
    Dirigimos cada año un evento en La Habana: “Contar con La Habana”, y los primeros “Cuentos de loco” de Francisco fueron publicados dentro de uno de sus libros por Ediciones Matanzas en 2013.
    La amistad es agua iluminada (F. G. C.).
    Saludos amistosos.

    Francisco Garzón Céspedes

  2. Leydi, debí firmar yo el comentario anterior, José Víctor, y añadir saludos de Francisco Garzón Céspedes; que así sea, saludos de los dos y felicitaciones por sus escritos José Víctor

  3. Querida Dulcinea:
    Gracias por la dedicatoria.
    Desde el privilegiado balcón de la “locura” se ve pasar ,cabisbaja,
    a la gris procesión de los “cuerdos” que como ovejas van rumiando su
    conformidad.Están los “grises ” tan concentrados en sus fantasmas y
    lastres, que no pueden ver como amanece cada día , todas las veces que
    te lo propongas…
    Seguiremos “desfaciendo entuertos”,con el yelmo de Mambrino en la
    cabeza y bebiendo, sin temores a los dobles sabores, el vino del odre
    para empuñar la adarga con ligereza más que precisión.
    Un saludo cariñoso
    Don Alonso Quijano,Caballero del Nido del Águila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s