…y me hicieron melodía

guitarraAlguien que sabe de guitarras me regala sus canciones. Y otras que no son suyas.

“Quizás me interesa más lo que dice la canción, que cómo lo dice, y es que creo que las cosas no pesan por lo que son o aparentan sino por lo que significan.”

Alguien que sabe de mares, me regala fotos de su mar.

“Son desde mi balcón. Necesito ver que el mar sigue ahí sin que yo se lo pida”.

Alguien que me recuerda a Sabines, me envía estos sonetos. Los escribió para mí.

“¿Te recuerda a alguien este soneto? Lo acabo de escribir, y lo quiero acompañar por uno de los poemas de Jaime Sabines a finales del 2011 en este mismo lugar, incluso sentado en esta misma silla desde donde te estoy escribiendo”.

Ella avienta botellas encantadas
Al oscilante piélago que espera
Vuela y hacer volar de tal manera
Que casi ocupa un sitio entre las hadas

Ella vierte en el mar todo el compendio
De pétalos y espinas de sus días
Casi nunca entonando notas frías
Casi siempre acercándose al incendio

Recita de memoria sus caídas,
Su tendencia ofuscada al desvarío,
También su manotazo al desafuero

Le quedan todavía muchas vidas
Por eso al ver su prisa me sonrío
Y aunque a veces se tarde, yo la espero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s