Ah, está bien, ¿y qué…?

regalo de navidadLa navidad en que su hija tenía cuatro años, él decidió que no iba a ser otra de las tantas niñas engañadas con la ilusión de Santa Claus.

A fin de cuentas él, científico, investigador, no estaba de acuerdo en seguir mintiendo acerca de seres irreales. Su hija debía saber de una buena vez y por todas que los regalos no los traía ningún señor panzón vestido de rojo, con barba blanca, y un trineo repleto de juguetes.

Así se lo explicó. Paso a paso le descubrió esa realidad que le ocultó por cuatro años.

Le contó que no existe Santa Claus. Que no hay ningún señor con saco al hombro que reparta muñecas o golosinas.

La niña lo escuchó pacientemente. Y hasta simuló estar de acuerdo.

Cuando él pensaba que había concluido triunfante su revelación, la pequeña lo miró sin asumo de desconcierto, y le dijo:

— Ah, está bien, ¿y qué me va a traer Santa Claus este año?

Anuncios

4 respuestas a “Ah, está bien, ¿y qué…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s