Lev

Coyoacán, Ciudad de México.

Dos turistas, mapa en mano, tratan de ubicar la calle Viena, y en ella el museo que otrora fue la casa de León Trotsky; ese lugar donde vivió desde que se alejó tormentosamente de la Casa Azul de Frida Kahlo. Ese lugar donde transcurrieron varios meses de 1939 y 1940 en los que aparentemente no pasaría nada… y sin embargo sucedieron los dos atentados: el primero fallido, el segundo definitivo.

Los dos turistas se detienen frente a una mujer, porque creen que los orientará mejor que un mapa. Si es residente de esa zona, ella debe ser, por ende, una mujer-brújula. Y ellos la necesitan.

— Señora, por favor, ¿Puede decirme cómo llegar a la casa de León Trotsky?

Y sin vacilar demasiado, ni mostrar extrañeza alguna, les respondió:

— Lo siento. Yo hace poco que me mudé y aun no conozco bien a los vecinos. No sé dónde vive el tal León ese que ustedes buscan.

Anuncios

4 comentarios sobre “Lev

Agrega el tuyo

  1. Yo pensaba que era mentira cuando a una amiga le ocurrió algo similar en México. A veces piesno que estamos muy mal acá en Cuba cuando suceden cosas similares… Resulta que el mal es general…debe ser el cambio climático, o el reguetón, que ha vuelto loco a mucha gente jaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: