Rupturas

Dicen que acercó sus pies al mar. Luego su vestido. Y su cuerpo.

Dicen que cuando salió ya no era la misma.

El golpe de las olas le rompió muchas penas, propias y ajenas. Y alejó los fantasmas.

Los pies, otra vez sobre la arena, marcaban huellas diferentes.

La otra, la que era, no regresó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: