Focus

− Focus, me dijo. Necesito que estés concentrada, ¿me oyes?

Y yo a duras penas oía o entendía palabra alguna. Un ciclón era lo que traía en la cabeza.

Un tren. La vida es eso, mírame Lele (porque ella no me dice Leydi, sino Lele). La vida es como un viaje en tren que llega a muchas estaciones y habrá personas que suben y otras que bajan y otras que se mantienen… pero tu tren tiene que seguir el rumbo que se trazó, no se puede salir del carril, ¿me entiendes?

Y yo empecé a entender.

Cada vez que salgas por esa puerta estarás sola. Sola. Y tendrás que encargarte de ti. Necesito que te concentres. Tienes que cuidarte tú misma, ¿me escuchas?

Y yo comencé a escuchar.

Hace más de un año de esa conversación, de hecho, hace un año y dos meses de esa conversación.

Focus. Esa sola palabra, en perfecto inglés, sería mi mantra a partir de entonces. Focus

Un comentario sobre “Focus

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: