solito

Mira, es la primera vez que se sienta solito. Él se queda mirando el paisaje y yo me quedo mirándolo a él. Es mi mejor paisaje.

Aprendiz

─ ¿Y tú qué le dijiste? Esa era la pregunta más temida cuando llegaba llorando o con alguna queja o a contar mis peripecias, en las que alguien me había insultado o había sido injusto conmigo. Dicen que esa pregunta frecuentemente la hacen los padres. Conmigo, la frecuencia e intensidad de esa pregunta, la gana... Leer más →

tormenta

─ ¿Cómo estás? Te pregunto porque sé que le tienes un miedo horrible a los huracanes. Y yo, aparentemente en calma, malduermo luego de ver varios chistes, como si la risa me curara el espanto. ─ Bien. Así, escuetamente le respondo que bien. Y me miento a mí misma. ¿Para qué decirle que tengo un... Leer más →

Chaterías

I “Mira esta foto -me dijo” y me envió una imagen tomada con su celular en un lugar cercado a un aeropuerto. Un lugar donde confluye la nostalgia de un atardecer, un avión despegando, y una flor de las que las personas llaman diente de león, y que son el diseño mismo de lo efímero:... Leer más →

Focus

− Focus, me dijo. Necesito que estés concentrada, ¿me oyes? Y yo a duras penas oía o entendía palabra alguna. Un ciclón era lo que traía en la cabeza. − Un tren. La vida es eso, mírame Lele (porque ella no me dice Leydi, sino Lele). La vida es como un viaje en tren que... Leer más →

Cuba Libre

Hay en el mundo una mujer que se llama Dalia. Y es mi tía. Dalia me contó, en el balcón de la casa de mi abuela Dominga, en Santa Clara, que cuando ella se fue de Cuba, solo se pudo llevar a sus hijos. Y digo “solo” como si con eso no se llevara todo... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: