Madre de la Caridad

La primera vez que mi madre me encomendó a la Virgen de la Caridad, yo aún estaba en su vientre. Le pidió que me protegiera, que yo fuera una persona saludable y tuviera suerte. La protección —según ella— no tardó en llegar. Vino el mismo día en que nací: me sacaron con fórceps, y ella,... Leer más →

Corazón boomerang

Este debía ser un 14 de febrero como otro cualquiera. Como otros en los que las parejas se arriesgan a salir sin esperanzas de encontrar un espacio de parqueo, un banco donde sentarse, o un restaurante donde comer sin previa reservación. Un 14 de febrero en el que, los más hogareños, se sientan en el... Leer más →

Esto no es Cuba

Desde que vivo en Miami, esta ha sido una de las frases más pronunciadas: Esto no es Cuba. La digo a mis amigos, a mis antiguos compañeros de clases, y sobre todo a mi familia. Mi familia me pregunta, cada día, si desayuné a las 7:00 am, si almorcé a las 12:30 pm, si a... Leer más →

Malnacida

Y cuando el dueño de la parcela diga que en su tierra hay mal nacidos por error, le diré que a mí me sacaron con fórceps. ¿Eso cuenta?

Patria

Cuba, Cuba, que vida me diste, dulce tierra de luz y hermosura, ¡Cuánto sueño de gloria y ventura tengo unido a tu suelo feliz! José María Heredia     La Patria pude reaparecer en lo más insólito. Ya lo sabré yo, que vagué por varias tierras y -sin mucho resultado- traté de asumirlas como mías.... Leer más →

Tratado

Es un trato. Acabo de firmarlo. Yo podría escribir de lo que quisiera sin que él lo sepa. Sin interrumpir. Sin titubear. (Bueno, eso último no lo garantizo. En verdad, hay pocas garantías cuando se vive bajo una pandemia que obliga a poner la vida en pausa -o cuasi pausa… A veces se titubea). Escribir,... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: