Y en eso murió Fidel

Durante mucho tiempo pensé que cuando Fidel Castro muriera, yo iba a llorar mucho, mucho, como cuando murió el Che Guevara. Más bien: como cuando yo descubrí que había muerto el Che Guevara. Mis abuelos me hablaban del Che en presente. Mi abuelo, que lo conoció, me asaltaba con anécdotas…y así yo tuve a Ernesto... Leer más →

No debo partirme en dos

A Dalia, porque mi primer pensamiento fue para ella.   Yo solo tuve un abuelo. Bueno, no. Tuve, como toda persona, dos abuelos. Pero solo conocí a uno: Alfredo, mi abuelo materno. El otro, Ramón, murió antes de que yo naciera. Murió incluso antes de que mi padre pensara agarrar su primer cigarro. Tal vez... Leer más →

mi abuela no entiende las noticias

Mi abuela amaneció sin entender las noticias. Me despertó para decírmelo. “Mira, niña, creo que hay guerra en Siria, o Turquía. Que un barco se hundió en alguna parte, se cayó otro avión. Algo pasa con Irán y Estados Unidos. La economía de Grecia… Hay protestas en México. Venezuela…” "Ya para". Le pedí. "Mira que... Leer más →

Periódico

El día antes de mis 15 años, mi abuelo me dijo que no me tenía ningún obsequio. Al otro día me regaló un periódico. Me gustan los periódicos, y mi abuelo, desde que soy pequeña (más pequeña quiero decir…) me deja periódicos en la cabecera de la cama… Mi ritual comienza por olerlos. Olerlos, sí,... Leer más →

Ilumíname

I Iluminada es una mujer que va a misa los domingos, que sale a caminar con otras mujeres, que a veces regresa a casa fatigada por el sol y el calor. Hace arte con las hojas secas y los pinceles, lee mucho y hace un café exquisito. Tiene un sillón que me presta de vez... Leer más →

Mima

La persona que más quiero en el mundo (créanme que ya revisé todos los continentes, océanos, latitudes y longitudes) cumple hoy 70 años. Desde que recuerdo –y antes de recordar algo- vivo con ella. Ella me cambió los pañales, me durmió, me alimentó, me enseñó a caminar y soportó estoicamente mis noches de llanto, aquellas... Leer más →

Café, científicamente bueno

Me envían un documento sobre los beneficios de tomar café. Mi abuela Mima, que se empeña en que yo no tome tanto, si ve esto le da, ¡¡le daaa!! Ella me ve y me dice: ¿tú sabes qué…? (Y agárrate para lo que viene a modo de respuesta de ese tú sabes qué…) No, no... Leer más →

Abuelos

De niña le escuché a mi mamá esta historia de un niño de su aula, estudiaban en la primaria y le pidió dinero a sus abuelos porque en la escuela lo llevarían al coppelia. Eran los años ´70. Al llegar a la casa, del pantalón chorreaba un líquido rosado…el niño había puesto una de las... Leer más →

El mejor buscador, sin Internet

Antes de descubrir Google, Altavista o Yahoo, el único buscador conocido por las personas de mi familia era mi abuela. No importaba lo que quisiéramos localizar; la pregunta, el tema, el qué no tenía que escribirse en el renglón de una pantalla digital. Bastaba con anunciar, decir, gritar –según las distancias: “necesito esto, no sé... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: