Rupturas

Dicen que acercó sus pies al mar. Luego su vestido. Y su cuerpo. Dicen que cuando salió ya no era la misma. El golpe de las olas le rompió muchas penas, propias y ajenas. Y alejó los fantasmas. Los pies, otra vez sobre la arena, marcaban huellas diferentes. La otra, la que era, no regresó.

Al fin… el mar

Este es el más real de mis post, el más natural. Lo escribo sentada en la arena, después de una larga conversación, y a escasos pasos del mar. Me encanta este sonido de las olas cuando lamen la arena. Quisiera embotellarlo. El muchacho que me arrancó del centro mismo de la ciudad y me trajo... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: