Viaje al asteroide B-612

«Y él le preguntó al oído: "Mi amor, ¿dónde estabas? Durante todo el tiempo que yo tanto te busqué". Ella le contestó: "Lo siento, es que estuve ocupada. Aunque para serte sincera, ahora no entiendo en qué...» Melendi    Se estremeció todo: la tierra, el atardecer, los pájaros negros que iban todas las tardes en... Leer más →

Anuncios

Mírame

Deja que te hable de mis sueños que tras el tiempo se escondieron pero que contigo han vuelto. Jarabe de Palo (Realidad o sueño)     Te miro y tiemblo, como en aquella canción que nunca escuchamos. Tal vez por la lluvia y lo gris del día –o a pesar de la lluvia y del... Leer más →

Habana 6:30 pm

Yo no me fui, yo me alejé un poquito Desde más lejos se oye más bonito Mi corazón procesa, sufre, baila, y canta lo que sangra. Habana Abierta   A la hora en que el sol desciende al mar y una mujer se sienta en el malecón de la Habana a contemplarlo, a esa misma... Leer más →

ocaso

La última vez que intentó perderse en sus ojos, ya no había espacio. Estaban llenos de atardeceres.

persistencias

“Regálame un atardecer”. Casi con la insistencia del Principito que pedía que le dibujaran una oveja, con la urgencia de quien no puede esperar, le pidió la imagen de un atardecer. También al otro día, y al otro. Un atardecer. “Regálame un atardecer”. Pero su necesidad era auténtica e inconfesable. Un atardecer…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: