Ala rota

¿Te acuerdas, papá, cuando encontré aquel pájaro con un ala rota, y lo puse en tus manos y con mi inocencia de niña te dije: “Arréglala”? Arréglala. No “Cúrala”, sino “Arréglala”. Arréglala -como arreglabas el fogón, o mi librero, o los zapatos viejos. Arréglala -porque tú lo arreglas todo. ¿Te acuerdas? Y cuando estuvo sana... Leer más →

Anuncios

Ornito…logía

Puedo escribir –pero no pronunciar- ornitología sin que se me enrede la lengua. Tal vez por eso cuando tengo que referirme a alguien que se dedica a ello, acudo al: “estudia las aves”. Ese viernes, sin embargo, la palabra me salió sin contratiempos. Con precisión: “Ella es mi amiga. Es bióloga. Es ornitóloga”. No sé... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: