Inventario

Desde niña me gustan las flores blancas, las que otros negaban por descoloridas, a mí se me antojaban ideales para soñar. Ese contraste de blanco sobre verde me mantenía en paz, era como el lienzo virgen que todo pintor desea. Yo nací en una ciudad sin mar, dentro de una isla donde la maldita circunstancia... Leer más →

Anuncios

corazón coraza

 Él le cantó al oído: “Que el maquillaje no apague tu risa…” Ella aprendió que cuando se cortan de tajo las risas, hay fisuras que el maquillaje no puede tapar. “Aunque esta herida duela como dos…” y el corazón vaya haciéndose, otra vez, corazón coraza.

Benedetti

Despertó a medianoche porque creyó estar alucinando. Despertó con el susto de haberse confesado al aire, a las paredes, a la habitación vacía. Despertó asustada porque pensó estar enloqueciendo. “Corazón coraza”, se escuchó decir. Pensó que alguien preguntó: “¿Qué?” y en medio de la alucinación, volvió a hablar: “Benedetti”. Se levantó y fue a tomarse... Leer más →

leitmotiv

Comenzó a escribir después del tercer trago. Ya sus emociones estaban más alteradas que ella. Escribió, por ejemplo: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche…” y luego recordó que ya eso lo había escrito Neruda. “mientras los grandes temas dormían el sueño que ellos no durmieron.” Y pensó en Benedetti. Sí, ya eso lo... Leer más →

Coincidencias

Él se duerme dondequiera. En una silla, en un sofá, en los viajes o hasta caminando; en el lugar y hora que lo atrape el sueño. Ella solo duerme en las noches y sobre una cama. No coinciden siquiera en los horarios. Existen seis horas de diferencia entre uno y otro, por eso resultan tan... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: