conciliación

…devolver poco a poco a este blog los archivos que faltaban, los que alguna vez borré -inmadurez mediante. Pensé que, llegado el momento, si alguien notaba las ausencias, podría alegar vejez. Pero la  vejez -me dicen- es un argumento inconsistente a los 31 años.

Anuncios

Off

Los casi 150 días que he estado alejada de Facebook y del blog han pasado sin penas y con algunas glorias. Algunos creyeron que los había bloqueado, otros que estaba enferma, gravemente enferma, y empezaron a pensar en las flores para mi entierro. Los menos -pero más importantes- han lanzado hasta señales de humo para... Leer más →

Guión

Fue tarde de confesiones. Confieso que… (y le entregó las palabras que no dijo durante años). Palabras que llenaron varios vacíos de antaño. ¿Alguna vez lo escribirás? Y sí, parece novela del siglo XIX. Pero no sabe cómo ponerla en letras. Los personajes aun no concluyen sus historias. Aun llevan una rosa náutica sobre la... Leer más →

Desvíos

En carne propia sentí la estocada. La pregunta –que tantas veces he hecho a otros- me era devuelta. ¿Estás bien, no vas a volver a escribir? Sentí que la vergüenza me sacudía. Y pasaron muchos segundos antes de recordar que tengo un blog, que escribo, que me llamo Leydi, que no me gusta mi nombre,... Leer más →

Dust in the wind

I close my eyes Only for a moment And the moment's gone All my dreams Pass before my eyes That curiosity Dust in the wind All they are is dust in the wind Kansas     Había una vez… Pero no, esta historia no empieza así. No existió un “Había una vez…” Las historias así... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: