Buscándote, Habana

La última vez que caminé por La Habana fue en un día como este. Gris. Lluvioso. Frío. Ahora La Habana regresa solo en imágenes, en canciones. Solo eso tengo. Me queda lejos. Le quedo lejos. Agarro la cafetera, para ver si calmo todas las añoranzas que se me revuelven dentro. Agarro la cafetera, buscando ese... Leer más →

Anuncios

Antes y después

Siempre hay un antes y un después. Puede marcarlo el primer encuentro con el mar. Un amanecer. Algún olor. Voces. Un país. Yo he vuelto a tener los míos. Antes. Después. Mis circunstancias cambian. Vivo otros amaneceres. Me aprendo con los pies nuevos lugares. Los olores me son extraños. Escucho voces que desconozco. Aprendo. Camino.... Leer más →

Descripción

Un incienso. Una taza con café. Un vestido que cubre las rodillas y cae ancho. Pelo suelto. Estoy en mi habitación con todo el lujo que necesito: una cama y un librero. Ya puedo escribir.

La mujer del periodista

La mujer del periodista, la que se queda en casa para que él vaya de coberturas y recorra medio país en una semana, cumplió años ayer. Ella, que ha sido su retaguardia, su sostén, y su primera lectora durante más de 40 años, nunca ha tenido su nombre en coatoría de ningún trabajo, no recibe... Leer más →

100 mil dólares

Hablábamos de un poeta local que recientemente ganó un premio internacional con cifra de 100 mil dólares. “Una maleta de dinero”, me dijo ella. Eso, para cualquiera, representaría viajes, casa, pagar deudas, vacaciones, o más confort para escribir… Pero para mi amiga, el primer pensamiento básico fue otro, muy suyo. Debí suponerlo, en definitiva su... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: