Tu fantasma

"En ti pensé al ver a tres o cuatro niños que pescaban en el río. Un río que, aun tan sucio —o tal vez más por ello—, sigue siendo la metáfora perfecta de todo el tiempo que se va. Sé que no tardarás en entender mi obsesión por el tiempo, especialmente ahora que mi tiempo... Leer más →

Anuncios

Amoríos

Porque te extraño, y te extraño más de lo que confieso. Para ser sincera, aun no lo confieso, no te lo digo a ti, pero te extraño. Eso, regodéate, imagina que lo pronuncio: te extraño. Imagínalo, pues por ahora mi voz no está. Tampoco yo. Yo no estoy para decirte muchas palabras. Decirte, por ejemplo,... Leer más →

Sin daños a terceros

“En una ocasión fue a verme junto a su esposo, yo los esperaba cerca del mar, y el viento estaba frío. Mis brazos estaban igual que el viento. Cuando se acercó para el abrazo, se zafó la única prenda que podía servir de abrigo y me la dio. Meses después supe que ella es reacia... Leer más →

Contigo en la distancia…

Ando con su recuerdo a todas partes. Con su abrazo a todas partes. Con su voz a todas partes. Voy y vengo con él. A todas partes. Me alivia pensar en un reencuentro. En otro abrazo. En escucharlo una y mil veces más. Lo quiero. Lo amo. Después –y antes- de todo, ha sido el... Leer más →

No me busques, ya me he ido…

Hay personas que se empeñan en reaparecer cuando perciben que las palabras ya no les corresponden. Escribo de poemas intensos, de abrazos para contrarrestar el frío que empezaba a calar por dentro. Y reaparecen. No dicen a tiempo, pero se aferran en volver a destiempo. Solo por el egoísmo de quedarse sin alguien que les... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: