Que me entierren en La Habana

La primera vez que viví un terremoto en México, el 8 de septiembre de 2017, me asusté tanto que pensé hacer las maletas y regresarme a Cuba. Entonces fue un temblor de magnitud 8.2 con epicentro en Chiapas, casi en la frontera con Guatemala. En la capital mexicana apenas se sintieron movimientos oscilatorios, pero mi... Seguir leyendo →

Anuncios

Asere, ¿qué bolá?

Allá, cuando estaba allá, en medio de la jerga cubana, me negaba a pronunciar la mayoría de esas palabras y frases que ahora me resultan tan sabrosas. Ahora que estoy lejos las utilizo en demasía y me veo ante ciertas disyuntivas a la hora de explicar los significados. Esta misma semana… ¿Cómo “pasarle en limpio”... Seguir leyendo →

Justo…

Como el Principito que pedía con urgencia que solo él conocía: “Dibújame una oveja”…Así, con el clamor de quien pide algo inexplicable para los demás, pero sumamente importante, ella le pidió un trozo de mar. Un pedacito que se pareciera al que había dejado allá en su planeta. Él le trazó, con exactitud de cirujano,... Seguir leyendo →

Criatura de isla

A Mary Ortíz, por la foto y recordarme el poema de la Dulce     Criatura de isla, como me describió la Dulce María Loynaz. Criatura salvaje que se refugia, de tanto en tanto, en algún pedazo de mar, que necesita el mar aunque sea dibujado en un papel. El mar…   “Rodeada de mar... Seguir leyendo →

Arráncame la vida

— ¿Qué te pasa? Cada vez que lees los poemas más tristes de Carilda, me asusto. — Junio, eso es lo que pasa. Debe ser que, como en diciembre, siempre hacía mis maletas y me iba a casa. Ahora estoy acostumbrándome a estar lejos. Como no me voy, como no hago maletas, como no me... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: