corazón coraza

 Él le cantó al oído: “Que el maquillaje no apague tu risa…” Ella aprendió que cuando se cortan de tajo las risas, hay fisuras que el maquillaje no puede tapar. “Aunque esta herida duela como dos…” y el corazón vaya haciéndose, otra vez, corazón coraza.

Anuncios

estocada

La hirió con las mismas armas con que la había salvado meses antes: con palabras.

Caminante, no hay camino…

Sigo un camino que me llevará, inevitablemente, a alguna parte. Alguna vez tuve miedo de adentrarme demasiado y luego no encontrar la salida. Tuve (tengo) miedo a las heridas, a dejar pedazos de piel mientras camino. Mas, detenerme no es una opción.

7 cosas que quizás no sabías de mí

7. Mi color favorito es el azul. Palabras últimas. Y –pensé- nuestra única semejanza visible. Azul. Después de escribir una declaración tan desesperada de traiciones, caídas, recomienzos, travesías, y otra vez traiciones. Azul era el único oasis en medio de todo ese tormento, como la tranquilidad de las olas del mar en calma. Aquel desahogo... Leer más →

Heridas

La mañana del 19 de septiembre de 1985 la Ciudad de México tembló. Un sismo de 8.1 la estremeció justo a las 7:19 de la mañana. Desplomes. Muertes. Muchos quedaron sepultados entre escombros. Se le abrieron heridas al suelo. Heridas a las personas. Heridas a la bandera. Ayuda. Vida. El pueblo se organizó para rescatar... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: