Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘heridas’

estocada

La hirió con las mismas armas con que la había salvado meses antes: con palabras.

Anuncios

Read Full Post »

paisaje

Foto: Alejandro Rodríguez Leiva

Sigo un camino que me llevará, inevitablemente, a alguna parte. Alguna vez tuve miedo de adentrarme demasiado y luego no encontrar la salida. Tuve (tengo) miedo a las heridas, a dejar pedazos de piel mientras camino. Mas, detenerme no es una opción.

Read Full Post »

montserrat-roig_escribiendo7. Mi color favorito es el azul.

Palabras últimas. Y –pensé- nuestra única semejanza visible. Azul. Después de escribir una declaración tan desesperada de traiciones, caídas, recomienzos, travesías, y otra vez traiciones. Azul era el único oasis en medio de todo ese tormento, como la tranquilidad de las olas del mar en calma.

Aquel desahogo –recorrido de su vida en 7 cosas que no había contado públicamente así, de un tirón- me pareció uno de los actos de valentía más auténticos que he visto.

Yo, que he escrito de traición, deslealtad, hipocresía, soledad… en ese momento me sentí torpe por hacer catarsis a gritos. No. Yo no he tenido que volver a empezar y reconstruirme tantas veces.

Pensé en el mar. El azul. Las distancias. E inevitablemente, en estos versos de Antonio Machado:

“Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar (…)
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…”

Pensé, además, que no había leído revelaciones así de hondas desde que encontré, hace seis años, las crónicas de Montserrat Roig, convertidas en diario. Ella escribió incluso desde la cama de un hospital, sin que sus lectores supieran que ahí estaba, desgarrada. Él ha publicado muchas sonrisas sin que los que ven sus fotos supieran que ahí estaba, escondiendo los tragos amargos, también desgarrado. Ella y él tienen mucho en común.

 “Creo en la esperanza porque solo es ella la que construye el futuro”.

Montserrat Roig

Read Full Post »

sismo 1985 MéxicoLa mañana del 19 de septiembre de 1985 la Ciudad de México tembló. Un sismo de 8.1 la estremeció justo a las 7:19 de la mañana.

Desplomes. Muertes. Muchos quedaron sepultados entre escombros. Se le abrieron heridas al suelo. Heridas a las personas. Heridas a la bandera.

Ayuda. Vida. El pueblo se organizó para rescatar a los familiares, amigos, desconocidos. Coser heridas.

No hubo mucho tiempo. El día 20 la réplica de 7.5 desangró aún más la capital mexicana.

A la distancia, todos los que sobrevivieron tienen historias que contar. Sus vidas tuvieron un antes y un después en 1985.

Elena Poniatowska, protagonista de ese tiempo, escribió:

“Nada, nadie. Después de los pavorosos terremotos del 19 y 20 de septiembre de 1985, en la ciudad de México nada ni nadie serán nunca más de los mismos. Pánico, desesperación, rabia, impotencia, horror, rescates, solidaridad, muerte, la megalópolis sembrada de destrucción por doquier.”

A 30 años de esas más de 10 mil muertes, en el Zócalo y todas las plazas públicas, cada 19 de septiembre la bandera mexicana se iza a media asta. El tiempo no debe sepultar la memoria. El tiempo no debe borrar las heridas.

Read Full Post »