Ala rota

¿Te acuerdas, papá, cuando encontré aquel pájaro con un ala rota, y lo puse en tus manos y con mi inocencia de niña te dije: “Arréglala”? Arréglala. No “Cúrala”, sino “Arréglala”. Arréglala -como arreglabas el fogón, o mi librero, o los zapatos viejos. Arréglala -porque tú lo arreglas todo. ¿Te acuerdas? Y cuando estuvo sana... Leer más →

Anuncios

disparos

─ ¡Mira! Y miro. Noto que las escenas que están pasando en ese momento son demasiado violentas para su edad. Las imágenes de la tele muestran dos bandas disparando, una contra otra, dentro de una tienda. Trato de desviar su atención, pero no lo logro. Ella queda atenta. La película continúa. Su interés por entender... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: